Los pescadores cántabros avistan anchoa de tamaño pequeño en el mar y creen que las medidas pueden "dar fruto"

Actualizado 18/08/2009 17:11:57 CET

El presidente de las cofradías cántabras apela a la apertura del caladero en marzo en lugar de a partir de junio

SANTOÑA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los pescadores cántabros están avistando anchoa "pequeñita" en el mar, lo que para el presidente de la Federación de Pescadores del Cantábrico, Manuel Vinatea, prueba que las medidas de regeneración pueden llegar a "dar su fruto".

En declaraciones a los periodistas, el representante del sector explicó que "todos los barcos" le transmiten que ven "bastante" anchoa pequeña, hasta llegar a alcanzar el punto que tenía la especie hace seis u ocho años.

"El tesón y no matar a la anchoa en estos años va a dar sus frutos", señaló Vinatea, quien apuntó que, además, la presencia de este pez atrae a los bonitos, pescado del que este año "no entra" nada en el Cantábrico, con lo que en las Cofradías se está vendiendo la mitad que en otros años, y procedente de otros sitios, al oeste de Irlanda, a tres días de distancia.

El presidente de la Federación de Pescadores del Cantábrico instó a que la apertura del caladero, sobre la que deberán decidir en diciembre los ministros de Pesca de la Unión Europea (UE), se haga en marzo y no a partir de junio.

Según explicó, los pescadores cántabros encuentran "poco pescado" en el mes de julio, ya que para ellos la costera "siempre, toda la vida" ha sido en primavera. Por tanto, la apertura después de ese plazo tendría como "beneficiarios" a los arrastreros francesas, mietnras que la flota española lo "tendría mal" hasta la costera del año siguiente, ya en 2011.

Vinatea precisó que, pese que la decisión se adoptará en diciembre, "la cosa ya está hecha prácticamente", y que dependerá en parte de la campaña de otoño de evaluación de juveniles de anchoa 'Juvena'.

El presidente de los pescadores cántabros enfatizó que la costera del bonito está yendo "mal". "Si sigue así la costera, sin empezar ya ha acabado", aseveró, por lo que mostró su deseo de que dure hasta octubre, ya que, una vez perdida la campaña de la anchoa, "si el bonito viene mal, las cosas en la flota van a estar mal".

ofrecido por
Cantabria Calidad