Convocadas ayudas para elaborar un inventario de las zonas degradadas de Cantabria

Vertedero de Camargo
AYUNTAMIENTO - Archivo
Publicado 02/04/2018 12:29:37CET

SANTANDER, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publicará este martes 3 las subvenciones destinadas a financiar las actuaciones de los ayuntamientos en el procedimiento de elaboración de bases de datos de áreas degradadas con el fin de obtener un inventario de todas las zonas de la región que hayan sido transformadas y sean un riesgo para las condiciones ambientales del medio.

La orden, por un importe total de 180.000 euros, tiene el objetivo de colaborar con los ayuntamientos cántabros para el desarrollo de la estrategia de recuperación de áreas degradadas 'ERAD2020', que se basa en la restauración racional de los ámbitos mediante la restitución ambiental o ecológica; la reutilización de áreas degradadas manteniendo y mejorando sus condiciones de uso o la rehabilitación de cada ámbito, asignándoles nuevos usos que incorporen valores añadidos, ha informado el Gobierno.

Además, promueve la puesta en marcha de programas de gestión ambiental para llevar a cabo una correcta planificación espacial y económica de las actuaciones de recuperación que se lleven a cabo en el marco de la estrategia.

Asimismo, se prevé desarrollar un sistema de información de áreas degradadas que permita el seguimiento y vigilancia de las acciones realizadas.

Las bases de datos que sean objeto de la subvención tendrán que contener una información descriptiva del municipio que permita conocer e incorporar los principales datos de valores ambientales, paisajísticos y naturales de los ecosistemas del término municipal. También habrá de incluir un listado de las áreas degradadas, información cartográfica general y fichas de cada una de las áreas.

La realización de las bases de datos habrá de realizarse durante los seis primeros meses a partir del día siguiente a la resolución de la concesión de la subvención, si bien podrá ser prorrogable por un mes más.

Desde la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social se pretende impulsar una gestión integral de las zonas deterioradas de la región para iniciar un proceso de cambio en la manera de llevar a cabo la restauración ambiental.