Publicado 18/03/2015 09:26CET

Miengo.- Avanza la tramitación del PGOU

Barra De Suances, Mar, Vista De Cuchía
EUROPA PRESS

SANTANDER, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Ordenación del Territorio y Evaluación Ambiental Urbanística ha resuelto formular la Memoria Ambiental del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio de Miengo.

Así figura en un anuncio publicado este miércoles en el Boletín Oficial de Cantabria, en el que se informa que la memoria se encuentra a disposición de los interesados en la citada Dirección General así como en su página web (www.territoriodecantabria.es).

En la misma se señala que las medidas ambientales planteadas en el Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) no se han incluido, de forma general, dentro de la Normativa del PGOU, situación que deberá ser subsanada antes de la aprobación provisional.

Igualmente se señala que, con carácter general, se asumen las indicaciones realizadas por las distintas administraciones y organismos consultados, incorporándose al documento para la aprobación provisional del PGOU.

En cuanto a la participación pública, las alegaciones estimadas total o parcialmente por el Ayuntamiento consisten principalmente en el reconocimiento del carácter urbano de parcelas concretas (11), cambio de ordenanza de aplicación (3), modificación de aspectos concretos en la normativa del PGOU o en las instrucciones para el desarrollo de los sectores (4), corrección de errores (1) y exclusión de viviendas existentes del sector S1 (1).

El ISA señala que el modelo que el PGOU propone para los asentamientos tradicionales dispersos en el entorno rural del municipio de Miengo tendrá un impacto global positivo, ya que considera que mantiene, consolida y protege la estructura rural de estos asentamientos y ordena los usos del territorio, mejorando y propiciando las actividades rurales.

En este sentido, cree positivos todos los impactos específicos que identifica sobre la vegetación y flora, fauna, edafología, el medio socioeconómico o el paisaje.

Sin embargo, el órgano ambiental sostiene que el modelo de asentamientos tradicionales dispersos que propone el PGOU, que incluye la clasificación como suelo rústico de protección ordinaria de la mayor parte del ámbito rural central del municipio, puede generar diversos impactos negativos derivados del régimen de usos de la Ley del Suelo de Cantabria, tanto sobre el paisaje como sobre los suelos de alto valor agrícola. Para prevenir o minimizar estos impactos se establecen determinaciones al respecto en la Memoria Ambiental.