Una pareja de quebrantahuesos se asienta en Picos de Europa tras 80 años de ausencia

Publicado 17/02/2014 21:40:47CET
Quebrantahuesos
FUNDACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DEL QUEBRANTAHUESOS

SANTANDER, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) han detectado la semana pasada una pareja de quebrantahuesos, un macho y una hembra, que constituyen la primera unidad territorial de esta especie en los Picos de Europa, tras 80 años desde su desaparición.

Según ha informado la Fundación, la pareja se ha instalado en una zona de gran calidad de hábitat para la especie en la vertiente asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Se trata de una hembra 'Deva' -cedida por el Gobierno de Aragón y liberada en 2010 en el marco del Programa de recuperación del quebrantahuesos en Picos de Europa- y un ejemplar adulto dispersante procedente de los Pirineos.

En el marco del proyecto Life+Red Quebrantahuesos, la pareja ha sido objeto de un continuado seguimiento por parte del personal de la FCQ y mostró los primeros indicios de aproximación durante el pasado mes de noviembre. Para la Fundación este asentamiento abre "nuevas esperanzas" de recuperación para la especie en España.

El lugar escogido por la pareja se caracteriza por la abundancia de ungulados domésticos y salvajes, que garantizan la provisión de recursos tróficos, y la presencia de grandes cortados, que brindan un hábitat excepcionalmente favorable para el quebrantahuesos.

De hecho, este asentamiento a menos de 3 kilómetros de distancia del último nido conocido para la especie que data del año 1956, y cercano a los señuelos colocados en el año 2003 con la colaboración del grupo de rescate de rescate e intervención de montaña de la Guardia Civil (GREIM) .

El territorio escogido presenta una alta probabilidad de ocupación según el 'Estudio de calidad de hábitat potencial para la especie' realizado en el año 2003 en el marco del citado Programa de recuperación.

Deva, la hembra reintroducida, está actualmente en su cuarto año de vida y aunque es una edad fisiológicamente temprana para iniciar la reproducción ya demuestra actitudes territoriales defendiendo la zona ante buitres y otras rapaces.

Por su parte, el ejemplar proveniente de Pirineos es un adulto dispersivo que permanece en la zona desde principios del verano pasado recorriendo los tres macizos (se han realizado avistamientos en las tres provincias que comparten los Picos de Europa) y que se ha sedimentado en la zona que ocupa Deva atraído por la posibilidad de reproducirse.

Los técnicos de la FCQ han podido observar de primera mano "significativos comportamientos pre-reproductores" en la nueva unidad territorial: comportamiento nupcial con varias copulas, el aporte de material de construcción del nido -lana- hasta en tres emplazamientos diferentes (cuevas) e interacciones intraespecíficas.

Estos comportamientos son los mismos que los observados en parejas silvestres en Pirineos, donde en estas fechas se encuentran en plena actividad reproductora, y suponen el primer indicio desde hace sesenta años en el Parque Nacional Picos de Europa de la aceptación por una hembra del acercamiento de otro ejemplar con estos fines.

PLANES DE RECUPERACIÓN

Debido de su amenazada situación, durante los últimos años el quebrantahuesos ha sido objeto de planes de conservación en diferentes países europeos. En nuestro país, los trabajos de investigación y seguimiento realizados en los últimos 15 años han originado una notable recuperación de la población de quebrantahuesos, hasta alcanzar las 129 unidades reproductoras que actualmente habitan en la vertiente española del Pirineo.

El programa de recuperación del quebrantahuesos en los Picos de Europa tiene como objetivo el asentamiento estable de la especie en el área, posibilitando así el mantenimiento de una meta población que favorezca un flujo e intercambio continuado de ejemplares, a través del corredor ibérico-cantábrico, con la población pirenaica. Ampliando así su área de distribución y contribuyendo a disminuir el riesgo de extinción de la especie, que mantiene concentrada en la cordillera pirenaica la única población silvestre viable de Europa.

Durante el periodo 2013-2018, la FCQ -con la cofinanciación de la Unión Europea, el Consorcio Interautonómico 'Parque Nacional Picos de Europa', el Ministerio de Agricultura, Alimentación de y Medio Ambiente, y el Gobierno de Aragón-, gestiona el proyecto LIFE+ " Conservación del quebrantahuesos como recurso para el mantenimiento de los servicios ecosistémicos", también conocido por su acrónimo "Red Quebrantahuesos", que incluye distintas actuaciones dirigidas a la efectiva recuperación de la especie en Picos de Europa a partir de la cesión de ejemplares recuperados en situación de riesgo en el Pirineo aragonés.