La última fase del saneamiento de Barreda concluirá a principios de 2019

Díaz Tezanos inaugura las dos primeras fases del saneamiento de Barreda
GOBIERNO DE CANTABRIA
Publicado 12/11/2018 14:33:08CET

TORRELAVEGA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Barreda, en Torrelavega, podrán hacer uso de la red de alcantarillado municipal en enero o febrero de 2019 cuando se culmine el saneamiento integral de la localidad, del que ya se han ejecutado dos fases y sólo falta una tercera, cuyos trabajos comenzarán en diciembre.

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha inaugurado hoy las obras correspondientes a las dos primeras fases del saneamiento de Barreda, que ejecutan conjuntamente el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega.

Con esta actuación, que estará completamente finalizada a principios de 2019, se da respuesta a una demanda vecinal "largamente esperada", al eliminar con una actuación compleja en su ejecución un problema ambiental "muy importante" en el tratamiento de aguas residuales urbanas.

Con una inversión "importante" de 567.000 euros, de los que el Gobierno ha aportado 442.000 euros, el saneamiento integral de Barreda se ejecuta en tres fases.

La primera se ha ejecutado entre el barrio del Agua y el saneamiento del Saja-Besaya, con una inversión de 330.000 euros, financiados íntegramente por el departamento que dirige Eva Díaz Tezanos.

La segunda fase, entre el barrio del Agua y la línea de ferrocarril de FEVE, ha supuesto una inversión de 167.000 euros, de los cuales el Ejecutivo se ha hecho cargo del 60% de la actuación y el Ayuntamiento de Torrelavega del 40% restante.

El saneamiento integral de Barreda se completará con una tercera actuación que, con la aportación de 50.000 euros por parte del Ayuntamiento de Torrelavega, unirá el ferrocarril con la antigua carretera nacional Santander-Palencia, en Barreda.

Esta última fase se iniciará en diciembre con el objetivo de que los vecinos de Barreda puedan hacer uso de la red de alcantarillado municipal en enero o febrero de 2019.

Tras comprobar la zona por la que discurre el nuevo saneamiento, junto al alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, vecinos de la zona y técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, Díaz Tezanos ha mostrado su satisfacción porque esta actuación cumple con el objetivo de eliminar un problema ambiental "muy importante" porque las aguas residuales de Barreda no estaban siendo depuradas.

Con el nuevo saneamiento, ha explicado, las aguas residuales urbanas de esta localidad de Torrelavega irán al colector y de ahí a la depuradora de Vuelta Ostrera. "Con esta actuación conseguimos que estén mejor nuestras aguas, nuestras costas y mejorar la calidad de la playa de Suances y de la ría de San Martín", ha continuado.

Asimismo, ha elogiado a los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente por llevar a cabo una actuación muy compleja que el actual Gobierno decidió recuperar al inicio de la presente legislatura, después de que estuviera paralizada por el anterior Ejecutivo del PP, "guardada en el cajón, sin que se hiciera nada durante cuatro años".

"Los vecinos llevan esperando esta obra desde 2008, luego se paralizó en 2010 por unos problemas técnicos muy complejos y en la presente legislatura decidimos retomar el proyecto tras hablar con los vecinos y el Ayuntamiento", ha explicado Díaz Tezanos, quien ha aprovechado la ocasión para pedir disculpas a los vecinos por el retraso que han tenido las obras desde que las solicitaron hace diez años.

Esta actuación se suma, ha dicho, a las obras que el Gobierno de Cantabria, también en colaboración con el Ayuntamiento de Torrelavega, concluyó este verano en La Turbera para poner fin a los problemas de filtraciones de agua que sufrían los vecinos de este barrio de Torrelavega desde hace seis años.

Por su parte, el alcalde de Torrelavega ha agradecido la sensibilidad del Gobierno de Cantabria con un problema "grave" para Barreda y que al inicio de la presente legislatura "parecía imposible" resolver. "En dos meses los vecinos de este barrio van a tener un servicio que tantos años han estado esperando", ha subrayado Cruz Viadero.