Publicado 18/11/2015 19:46CET

Bruselas se da por satisfecha con los acuerdos alcanzados en la reunión del ICCAT

BRUSELAS, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha mostrado su satisfacción por los acuerdos alcanzados en la reunión anual de la Convención Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), que ha tenido lugar en Malta desde el pasado día 10 hasta este martes, aunque ha reconocido que no han sido aceptadas algunas de las ambiciones que defendía la Unión Europea.

En especial, el Ejecutivo comunitario ha subrayado la adopción de su propuesta que reivindicaba el desarrollo de normas de control y un sistema de evaluación para el bonito del norte, así como las medidas de conservación del marrajo, que la UE pedía desde hace cinco años.

En relación a las capturas de atún rojo, para el que no se ha considerado ninguna mejora por encima de lo ya establecido para 2016, Bruselas da la bienvenida al nuevo sistema electrónico de documentación de capturas, que entrará en uso desde el 1 de mayo del año que viene y que será "una herramienta clave para la conservación de la especie".

Por otro lado, la Comisión ha destacado el paquete para la conservación y gestión del patudo, que incluye una reducción del Total Admisible de Capturas (TAC), así como medidas para reducir la mortalidad de los ejemplares jóvenes, como recomendaban los análisis científicos.

Además, el Ejecutivo comunitario celebra la decisión de adelantar a la reunión del año próximo la evaluación del pez espada del Mediterráneo, con el objetivo de poder trabajar en medidas más eficientes hasta entonces.

Por último, Bruselas lamenta no haber adoptado medidas significativas para tiburones, en especial para la tintorera, y asegura que los riesgos para estas especies continuarán hasta el siguiente análisis, que tendrán lugar en 2018.