Actualizado 20/05/2015 14:01 CET

Casares quiere mejorar y reducir el coste de la OLA

Casares en el TUS
PSOE

El candidato socialista defiende una "reordenación integral de la movilidad" en la ciudad

SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE de Santander y candidato a alcalde, Pedro Casares, considera necesario que la capital cántabra afronte una reordenación integral de la movilidad que beneficie de igual modo a peatones, conductores, ciclistas y profesionales del transporte público. En este sentido, ha apostado por mejorar y reducir el coste de la OLA, y por fomentar el transporte público.

"Quiero una ciudad amiga de la movilidad sostenible", ha dicho el líder socialista, y para lograrlo ha presentado una batería de propuestas, entre las que destaca la revisión de la actual Ordenanza de Limitación de Aparcamiento (OLA) que "ha perdido el objetivo inicial de garantizar la rotación de las plazas de estacionamiento" en el centro de la ciudad.

En este sentido, ha apostado por reducir "de manera significativa el coste de la OLA" e incentivar la construcción de "aparcamientos disuasorios en los accesos de la ciudad, fomentando el transporte urbano y reduciendo de esta manera el uso de vehículos privados para los conductores que acceden a Santander por razones laborales".

Esta medida, está unida a la implantación de un "servicio público de transporte con frecuencia y precio suficiente para incentivar su uso". El candidato también propone "nodos de intercambio entre el vehículo privado y la red de transporte público" que faciliten este transporte intermodal, fomentando así la "inclusión de otros modos de transporte" en estos puntos.

MEJORES FRECUENCIAS E INSTALACIONES

Para Casares el desarrollo de Santander debe sustentarse en un "sistema efectivo de transporte público", y por ello ha recordado que el servicio urbano debe contar "con buenas frecuencias y que circule de manera eficiente por todos los barrios". En este sentido, ha reiterado su compromiso de "acabar con las externalizaciones y privatizaciones de muchas de las líneas del TUS" que actualmente están en manos de una empresa privada.

Asimismo, considera fundamental que se desarrollen las nuevas cocheras para los autobuses "con las más modernas técnicas en ahorro energético, instalaciones de talleres y, sobre todo, atención al público". "Es necesario cambiar el actual sistema longitudinal de líneas por uno más radial", ha asegurado, por lo que plantea "intercambiadores en Valdecilla y el Sardinero", en los que confluirán la mayoría de las líneas.

Además, propone mejorar la comunicación con los polígonos industriales a través de los autobuses urbanos, así como la conexión norte-sur que permitirá "acortar recorridos", y aumentar las frecuencias de paso por barrios periféricos como Cueto-Valdenoja, Corbán-San Román, Peñacastillo o Monte.

Casares ha reiterado su compromiso en "fomentar las tarifas especiales" en el transporte público para los colectivos con menos recursos, desde familias numerosas que están sufriendo "las peores consecuencias de la crisis", hasta personas jubiladas, estudiantes o personas desempleadas, a los que se aplicará una "tarifa social".

TAXISTAS Y BICICLETAS

Ha defendido también la necesidad de "mejorar el servicio de taxis" que ofrece Santander. Por ello se ha comprometido a trabajar para que "tenga consideración de servicio público" y "crear más paradas para dinamizar y facilitar el acceso" a este transporte, todo ello "contando con los profesionales del taxi".

Se trata, ha señalado, de "racionalizar los transportes públicos municipales" para que se conviertan en una "alternativa real al transporte privado", una medida que se incluye en el Plan Ciudadano de Movilidad Sostenible que se completa con los estacionamientos disuasorios y una "apuesta real y decidida por los carriles bici".

El fomento del uso de la bicicleta es otro aspecto fundamental que Casares defiende en la reordenación integral de la movilidad. Como ha recordado, "existen tramos que transcurren por zonas peligrosas para los ciclistas" porque atraviesan puntos de intenso tráfico que dificultan su uso, por lo que se ha comprometido a "diseñar una red que permita a los usuarios recorrer la ciudad de forma segura y confortable". En este sentido, plantea la creación de una "red de carriles bici para fomentar su uso para el transporte diario en ocupaciones diversas, y no solo para el ocio".

Asimismo, se ha comprometido a "diseñar itinerarios peatonales perfectamente señalizados que tengan una continuidad entre sí", para que de este modo "puedan ser utilizados con seguridad" y faciliten el acceso a colegios, institutos, la Universidad y centros de trabajo de gran presencia como Valdecilla, el Gobierno de Cantabria o las dependencias municipales.