Publicado 20/05/2015 18:51:54 +02:00CET

CANTABRIA.-24M.- Ganemos Santander Sí se Puede propone recuperar la gestión pública del agua en la ciudad

Mantecón en la oficina del servicio municipal del aguas
GANEMOS SANTANDER SÍ SE PUEDE

SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Ganemos Santander Sí Se Puede, cuya candidatura está encabezada por Antonio Mantecón, ha propuesto recuperar la gestión pública del servicio municipal de aguas de la ciudad y que actualmente está en manos de la empresa Aqualia.

Mantecón así lo ha anunciado este miércoles en un encuentro que ha mantenido con los vecinos de General Dávila y Grupo San Francisco sobre la situación de la zona. En el paseo, el cabeza de lista de Ganemos Santander Sí Se Puede se ha acercacado a la oficina del servicio municipal de aguas para denunciar "los abusos de Aqualia con los vecinos de Santander".

Mantecón también ha planteado algunas de las propuestas de la formación en relación a este servicio. Así, según ha dicho, lo primero que hará, si entra su formación en el Consistorio, será "presentar una denuncia por esos abusos".

"Si está en nuestra mano, el servicio de aguas volverá a ser una empresa 100% de titularidad pública. Y también realizaremos una auditoría de la gestión del servicio y su repercusión económica en el municipio", ha avanzado el líder de Ganemos Santander Sí Se Puede.

Para Antonio Mantecón, es "absurdo" que, "mientras en Cantabria y en España la mayoría de los servicios de aguas de los municipios se encuentran en manos privadas, en el resto del mundo occidental están tomando el camino inverso y se observa un regreso a lo público".

"El agua no puede ser un negocio. La gestión privada del agua es un chollo, es un beneficio seguro y no hay riesgo. Tienen unos clientes fijos y no hay competencia", ha dicho.

MEDIDAS

Ganemos Santander Sí Puede propone un plan para la recuperación pública del servicio que "no implicaría un gasto excesivo y que sería viable económicamente". Además, establece una serie de medidas para mejorar el servicio de aguas.

Así, se implantarán una serie de ordenanzas para limitar las suspensiones del suministro y el "derroche" del mismo, no se podrá dar de baja el agua sin atender a la situación económica del usuario, y se anularán los períodos de pago por zona de residencia.

En cuanto a las cuotas, la formación plantea una disminución de las cuotas fijas y un aumento de las variables en el ámbito doméstico para que se pague por el consumo. De igual forma, se reducirán las cuotas de enganche, contratos nuevos y cambios de titularidad, así como la supresión del alquiler del contador y el cobro por anticipado.