CANTABRIA.-Confesbank cree que Tubacex no se va a Cantabria por el precio de suelo, sino por unas relaciones laborales conflictivas

Publicado 21/02/2014 19:48:17CET
Migue Ángel Lujua
EUROPA PRESS

BILBAO/SANTANDER, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Confesbank, Miguel Ángel Lujua, ha afirmado que Tubacex no se va del País Vasco por el precio del suelo, sino por unas relaciones laborales "conflictivas".

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Lujua ha indicado que Tubacex, "en un momento determinado, toma una opción, con su libertad de actuación", ya que entiende que el entorno en el que está ubicado "no le favorece su ámbito económico".

"Tubacex, también lo ha dicho el Gobierno vasco, no se va por el precio del suelo, por el precio del suelo no se va nadie en ningún sitio, se va por unas relaciones laborales conflictivas, de dificultad, y hay poco entendimiento", ha añadido Lujua, quien ha recordado que Tubacex lleva más de 50 años invirtiendo en Euskadi y es una empresa "puntera" que ha generado "mucha riqueza y mucho empleo".

El presidente de Confebask espera que sea un "caso aislado" y ha asegurado que, desde Euskadi, "hay que proteger la inversión en Euskadi". Por ello, cree que es "muy importante" el diálogo social con los sindicatos y atraer proyectos industriales.

"Si no tenemos un buen clima, los empresarios se acabarán yendo y es deber de estas organizaciones empresariales, como Confebask y las territoriales, juntamente con los sindicatos y el Gobierno vasco, hacer que este país sea atractivo", ha señalado.

En este sentido, Lujua ha explicado que Confebask recibe a embajadores de otros países y empresas internacionales que ya no les preguntan por ETA porque "es un tema que está descontado" pero sí les preguntan "qué pasa" con el sindicalismo vasco.

PROPUESTA DE CCOO

En la entrevista, Lujua ha afirmado que Confebask defiende acuerdos de eficacia general pero cree que es "mejor" lograr un acuerdo que "ninguno", por lo que continúa estudiando la propuesta de CC.OO. Euskadi para ver si tiene encaje en la negociación colectiva a través de un acuerdo de eficacia limitada.

Sobre el planteamiento de Adegi de relaciones laborales, ha indicado que es una propuesta que hizo la patronal guipuzcoana dentro de un entorno "muy complicado" en Gipuzkoa, teniendo en cuenta que no ha sido posible "consolidar" la negociación colectiva y que hay dos sindicatos (ELA y LAB) que "no quieren sentarse a negociar nada en ninguna mesa" y que en ese Territorio representan el 70% de la representación sindical.

"Con esa representación sindical, Adegi ha tenido que buscar una fórmula de acercamiento de los trabajadores a las empresas y de formar parte de un proyecto común", ha añadido.

Lujua ha indicado, en todo caso, que la negociación colectiva es el "pilar fundamental" para que lograr que las personas se incorporen a un proyecto empresarial. "Por tanto, en Confebask decimos sí a la negociación colectiva, tenemos que intentar cerrar acuerdos para que la situación social sea estable y también impulsar políticas que impliquen a los trabajadores en los proyectos empresariales", ha afirmado.

El presidente de Confebask ha apuntado que Gipuzkoa es un territorio "complicado" y, en concreto, ha señalado que, desde el punto de visto fiscal, está teniendo una "presión tremenda con el impuesto mal llamado de Grandes Fortunas que está penalizando la inversión empresarial". "Es una isla en todo el entramado fiscal de España, es un particularidad muy específica y muy concreta", ha indicado.

Lujua ha añadido que, desde el punto de vista laboral, existe en el Territorio "conflictividad social y falta de acuerdo" y, en este sentido, ha querido poner de ejemplo la actitud de sindicatos españoles en plantas de automoción donde, junto con las empresas, están trabajando para que sean "más competitivas".

El presidente de Confebask ha indicado que, en cambio, en Euskadi hay un modelo sindical por parte de ELA y por parte de LAB que "no propician la atracción" de proyectos industriales, ni la reactivación económica y que "lo que crean es crispación".

Preguntado cuánto puede durar esta situación, el dirigente de la patronal vasca ha señalado que será "hasta que las personas que voten en las elecciones sindicales sepan a quién votan, qué piensen que sindicato defiende sus derechos y qué sindicato no defiende la reactivación económica".

"Todos queremos que haya proyectos industriales, que la actividad económica cree empleo y, desde luego, desde la confrontación ni hay proyectos industriales ni creación de empleo", ha apuntado.

Lujua ha defendido que las empresas deben tener unas relaciones laborales que permitan "ser competitivas" y el modelo debe "aportar estabilidad y seguridad".