Actualizado 25/06/2014 19:14 CET

Las familias cántabras, las segundas que más redujeron su gasto en alimentación de 2013 a 2010, según AIS

Alimentación
EUROPA PRESS

Son las quintas que menos gastaron en ello

SANTANDER, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El gasto medio de las familias de Cantabria en alimentación se situó en 2013 en los 4.137 euros, lo que supone un descenso del 12,8 por ciento (unos 608 euros menos) a lo que destinaron en 2010 (4.745 euros), y las convierte en las segundas del país que más lo redujeron, sólo por detrás de Canarias, según la última actualización de los perfiles de consumo 'Habits' que confecciona AIS Group.

Cantabria, con un descenso que supera en 10,2 puntos porcentuales al experimentado a nivel nacional (-2,6%), registró el pasado año caídas en el gasto en todos los tipos de alimentos analizados, que de mayor a menor fueron en bebidas alcohólicas (-27,9%); aceite y grasas (-19%); fruta y verduras (-16,2%); pescado (-15,5%), carne (-11,8%), pan y cereales (-13,6%); leche, queso y huevos (-8,7%); bebidas no alcohólicas (-4,7%), y azúcar y dulces (-1%) respecto a 2010.

Además, hay un descenso del 4,3 por ciento en otros productos alimenticios no pertenecientes a las anteriores categorías.

LAS FAMILIAS CÁNTABRAS LAS QUINTAS QUE MENOS DEDICARON

Las familias cántabras son, según datos de 2013, las quintas de España que menos dedicaron a alimentación. Dedicaron menos a ello Extramudura (3.805 euros de media por familia), Canarias (3.843), Baleares (4.066) y Comunidad Valenciana (4.128).

Según ha informado en un comunicado AIS Group, en 2013 los españoles gastaron en alimentación una media de 4.450€, un 2,6 por ciento menos que en 2010.

La partida que más subió a nivel nacional, un 3,4%, fue la de bebidas no alcohólicas y la que más bajó, un 11,6%, la de bebidas alcohólicas.

También descendió a nivel nacional el consumo de pan y cereales (-6,5%), de lácteos y huevos (-4,8%), de pescado (-3,4%), de fruta y verduras (-2,5%) y de azúcar y dulces (-2%) y subió el consumo de carne, un 0,5%.

Según el estudio, sólo en cinco comunidades autónomas el gasto medio en alimentación subió en 2013 respecto a 2010: Madrid (0,8%), Castilla La Mancha (1,6%), Castilla y León (1,6%), País Vasco (2,3%) y Murcia (3,4%).