CANTABRIA.-Laredo.- La calle Callejilla queda cortada al tráfico desde hoy por las obras de renovación integral

Publicado 11/02/2015 7:45:57CET
Calle Callejilla
AYUNTAMIENTO DE LAREDO

LAREDO, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La calle Callejilla queda totalmente cortada al tráfico desde este miércoles, 11 de febrero, para la ejecución de las obras de renovación integral de la misma.

Las restricciones se harán extensivas incluso a los residentes que tienen sus garajes en esa calle, así como a la carpintería que ubica allí su sede. Los peatones, por su parte, podrán acceder extremando las precauciones.

Así se recogió en un bando de Alcaldía que se hizo llegar en forma de carta a todos los vecinos del lugar.

La prohibición de acceso, aparcamiento y tránsito implicará que todo aquel vehículo que permanezca en el garaje al comienzo de las obras no podrá salir hasta que se haya superado la fase de apertura de zanjas y sustitución de las canalizaciones.

Estas medidas "tan drásticas" en Callejilla se justifican, según el Consistorio, por la intervención integral que se va a llevar a cabo desde su inicio al pie de la calle Emperador hasta su desembocadura en Regatillo.

En los trabajos se van a cambiar todas las canalizaciones de saneamiento, y abastecimiento así como los servicios de electricidad, gas y telefonía. Ello implica levantar todo el firme por lo que hace inviable el tránsito de vehículos. Los propios viandantes deberán "extremar las precauciones" y acceder por los pasos expresamente habilitados para ello.

En la carta enviada a los ciudadanos se señaló que "son unas obras necesarias y que al fin y al cabo redundarán en beneficio de todos los ciudadanos y muy especialmente de los que residís en dicha calle". De rebote, la calle Regatillo -que será objeto de intervención en una segunda fase- también quedará aislada del tráfico rodado, aunque excepcionalmente se podrá acceder desde la travesía de Santa Catalina.

Precisamente, esta será la única vía de acceso, en sentido de ida y vuelta, para la guardería Virgen de Belén y el Centro de Atención y Ayuda a la Adolescencia (CAIA), así como para quienes se dirijan hacia el Rastrillar y hacia la zona de Valverde. Ello implicará posibles restricciones en el aparcamiento en aquellos puntos más conflictivos, para garantizar la fluidez en un entorno que a determinadas horas -entradas y salidas de la guardería- se vuelve muy transitado.