26 de febrero de 2020
 
Publicado 02/03/2015 18:15:13CET

El paro entre mujeres mayores de 45 años han crecido un 187%

Las mujeres canarias tardan 19,2 meses en encontrar trabajo
CEDIDA

La mayor caída del desempleo se ha registrado entre mujeres de 25 a 34 años

SANTANDER, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El paro entre las mujeres de más de 45 años ha aumentado un 187% desde el 2007 en Cantabria, hasta situarse el año pasado en 6.900, su máximo histórico, cifra que representa un 10% más que en el ejercicio anterior.

Mientras, en España, el número de paradas mayores de 45 años ha descendido un 2,5%, de modo que coparon el 94% del empleo femenino creado en 2014. En Cantabria, esta última cifra cae hasta el 20%.

Por contra, el mayor descenso del desempleo femenino se ha producido en la región entre las mujeres de 25 a 34 años, donde ha caído un 36%, según datos de la Fundación Adecco.

En términos generales, el número de paradas en el conjunto de la Comunidad Autónoma ha bajado un 20%, pasando de las 27.500 a 22.100 mujeres, el primer descenso desde que comenzó la crisis.

Al hilo, Adecco destaca que no se ha destruido empleo en ningún grupo de edad en Cantabria sino que, al contrario, el número de ocupadas ha crecido entre mujeres de todas las edades.

En cuanto al desempleo de larga duración, la Fundación señala que se manifiesta "con crudeza" entre las mujeres de más edad. A este respecto, apunta que el 73% lleva más de un año en paro.

Más concretamente, el 57% supera los 24 meses sin trabajo, mientras que un 16% lleva entre 1 y 2 años sin ocupación. Esta cifra es muy superior a la de las mujeres jóvenes afectadas por el desempleo estructural, que se sitúa en un 48,6%, siendo un 28% las que superan los 2 años en paro y un 20,6% las que llevan entre 1 y 2 años.

Adecco precisa además que las mujeres que superan los 45 años y que consiguen empleo a través de esta Fundación suelen colocarse en el sector hostelería y servicios, siendo los puestos más repetidos los de camarera de pisos (11,1%) y teleoperadora (5,7%).

Además, de acuerdo con esta entidad, la contratación de mujeres con discapacidad se incrementó un 30% en 2014. Este último perfil responde a una profesional entre 25 y 35 años, discapacidad física, estudios elementales y un contrato en el área de servicios como dependienta (6%) u operaria (4%).