25 de febrero de 2020
 
Actualizado 05/08/2014 17:05:25 CET

Sánchez Sorondo dice que el Papa está "muy preocupado por el cambio climático"

Sánchez Sorondo
UCV

Y por la "falta de respeto a la legislación internacional sobre armamento atómico, la paz, la inclusión social y el paro en la juventud"

SANTANDER, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, ha asegurado que el Papa está "muy preocupado por el cambio climático", y que considera "un problema muy serio".

Así lo ha dicho con motivo de su participación este martes en el Curso de Verano de Pensamiento Cristiano de la Universidad Católica de Valencia 'San Vicente Mártir' (UCV) en Santander, centrado en esta edición en la figura del prestigioso filósofo español Julián Marías.

Sánchez Sorondo ha reflexionado que el calentamiento global es " responsabilidad humana" y ha advertido que "no podemos seguir adelante así". Pero, a su juicio, "la solución es la ética, porque la falta de ésta es la causa de la crisis económica y la que se esconde tras los graves problemas del mundo". Con ello, ha apostado por "volver a las virtudes aristotélicas a las que la fe cristiana dio una nueva dimensión".

El canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales ha asegurado también que el Papa está igualmente "muy preocupado" por la "falta de respeto a la legislación internacional respecto del armamento atómico, por la paz y por la inclusión social, especialmente por la falta de empleo en la juventud y el tráfico de seres humanos".

Sánchez Sorondo ha expuesto asimismo la preocupación del Papa por el anuncio del Evangelio en Asia, donde solo el tres por ciento de la población es cristiana. "Es misión de América ser puente entre ambos océanos para llevar el Evangelio a Asia", ha añadido.

En ese sentido, el canciller ha recordado en su conferencia la importancia que concedió Marías a San Juan Pablo II, que un realizó un esfuerzo "sobrehumano" en el mundo globalizado por "intentar mostrar el amor de Dios mas allá de cualquier confín" y, al mismo tiempo, por "querer hacer respetar la justicia en y entre las naciones".