Detenidos por daños en un hotel que fue desalojado por falsa alarma de incendios

Actualizado 15/12/2015 12:06:22 CET
Hotel y coche policial
EUROPA PRESS

Tras discutir, la mujer se fue de la habitación y el hombre activó la alarma de fuego para que saliera, movilizando a los bomberos

SANTANDER, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional detuvo el pasado jueves a un hombre de 40 años y una mujer de 33 como presuntos autores de un delito de daños por unos 3.000 euros y desórdenes públicos ocurridos en un hotel del centro de la ciudad que fue desalojado por una falsa alarma de incendios.

Tras una discusión, la mujer se fue de la habitación y el hombre activó la alarma de fuego para que saliera, movilizando a los bomberos y a la policía. Los dos detenidos, ambos con antecedentes, fueron puestos a disposición judicial.

Los hechos sucedieron el 10 de diciembre, cuando la Policía recibió una llamada alertando sobre un incendio en un hotel ubicado en la Plaza de las Estaciones, frente a la estación de autobuses. Al llegar la primera patrulla, los agentes vieron que salía humo de la tercera planta y se movilizaron una ambulancia y los servicios de bomberos junto a otras tres dotaciones policiales.

Una vez en el interior del hotel se constató que no existía fuego y que la alarma se había producido como consecuencia del vaciado intencionado de un extintor que contenía polvo antiincendios por parte de un cliente, el detenido, que ocupaba una habitación en la tercera planta.

El individuo se había hospedado esa misma mañana en el hotel junto a una mujer en una habitación en la tercera planta. Al producirse una discusión entre ambos, la mujer se marchó de la habitación y se encerró en otra de la quinta planta, aprovechando que se encontraba abierta porque se estaba limpiando. Fue entonces cuando, para obligarla a salir, el hombre vació el contenido del extintor apuntando al sensor de incendios, con lo que se activó la alarma de fuego en el establecimiento de hostelería y se desalojó.

Policías y bomberos subieron a la habitación de la quinta planta donde se encontraba la mujer y ante la negativa de ésta a salir, los segundos tuvieron que utilizar la fuerza para acceder al interior. Debido a su estado, fue trasladada en ambulancia al Hospital de Valdecilla para ser asistida, siendo dada de alta médica posteriormente.

Ambos detenidos habían causado cuantiosos daños en el mobiliario de la habitación asignada y en la de la quinta planta, que podrían alcanzar los 3.000 euros. Por tal motivo y por el desorden público ocasionado, fueron detenidos por un delito de desórdenes públicos y de daños.