El Gobierno estudia "medidas provisionales" para evitar "la quiebra de la red social" de los ayuntamientos

Publicado 11/08/2015 18:19:04CET
La vicepresidenta con responsables del Colegio de Trabajadores Sociales
GOBIERNO

Díaz Tezanos anuncia la entrada del Colegio Oficial de Trabajadores Sociales en el Consejo Asesor de Servicios Sociales

SANTANDER, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria está trabajando en el diseño de "medidas provisionales para evitar la quiebra de la red social de los ayuntamientos", con la entrada en vigor el próximo enero de la reforma local, aprobada por el Gobierno de España en 2013.

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha anunciado esta medida tras la reunión que ha mantenido este martes con la presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Cantabria, Carmen Escalante.

La consejera ha asegurado que se trabajará en coordinación con los ayuntamientos y la federación de municipios, que previsiblemente se constituirá en octubre, para evitar que la entrada en vigor de la reforma local el próximo mes de enero y la desaparición de las competencias sociales de los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes provoque la pérdida de la red de servicios sociales existente en los municipios españoles.

"El debate no puede ser si es una competencia propia o impropia de los municipios", ha afirmado Díaz Tezanos, quien ha defendido que "al ciudadano eso no le importa, lo que quiere es poder contar con los servicios sociales".

Además, ha recordado que el Partido Socialista ha recurrido esa ley ante el Tribunal Constitucional. "Espero que las elecciones generales traigan un cambio de gobierno en España y podamos echar abajo esa reforma local que es nociva para la red social que está establecida a través de los ayuntamientos, que es la administración más cercana al ciudadano", ha afirmado.

Según informa el Gobierno regional en un comunicado, la presidenta del colegio de Trabajadores Sociales ha recordado que desde que se planteó la reforma local el colectivo que representa manifestó su oposición y ha asegurado que mantienen su reivindicación de que los servicios sociales tienen que estar en el territorio. "Llevamos 30 años en los ayuntamientos, conocemos a la gente con nombres y apellidos", ha afirmado Escalante.

Además, la vicepresidenta ha explicado que su intención es incluir al Colegio Oficial de Trabajadores Sociales entre las entidades que forman parte del Consejo Asesor de Servicios Sociales, que Díaz Tezanos se ha comprometido a fortalecer como órgano de consulta del Gobierno.

Con esta decisión se da respuesta además a una demanda de los trabajadores sociales que, según ha precisado la presidenta, habían pedido a los gobiernos anteriores su entrada en este consejo.

"Para este Gobierno y para mi como vicepresidenta y consejera competente en Política Social, los trabajadores sociales son fundamentales porque conocen mejor que nadie cuál es la realidad social de Cantabria, están a pie de calle, detectan las situaciones de necesidad y ven problemas que podemos prevenir", ha afirmado Díaz Tezanos.

SUSTITUIR BENEFICENCIA POR DERECHOS

La vicepresidenta también ha trasladado a este colectivo el compromiso de "revertir todos los recortes sociales" realizados por el anterior Ejecutivo "que han provocado mucho sufrimiento y muchas carencias en los ciudadanos, que cada vez tienen más necesidades sociales".

También ha avanzado que el Gobierno va a revisar el Plan de Inclusión Social porque en su opinión, "se hizo desde la administración, sin contar realmente con los sectores que tienen mucho que decir".

Además, ha criticado que este plan recoge "declaraciones de intenciones pero pocos recursos económicos y tiene un matiz caritativo y de beneficencia que no está en línea con lo que este Gobierno cree que deben ser los derechos sociales, que son derechos de todos los ciudadanos", ha dicho.