Publicado 08/07/2021 10:02CET

La ACAT incorpora el pago con tarjeta para recibos no domiciliados de tributos locales en 48 municipios

SANTANDER, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT) ha incorporado la posibilidad de abonar mediante tarjeta de crédito o débito los recibos no domiciliados de tributos locales en los 48 ayuntamientos de Cantabria a los que presta servicios de gestión, liquidación, inspección y recaudación tributaria.

A partir de ahora, más de 90.000 recibos podrán ser abonados por los contribuyentes a través de Internet, sin necesidad de certificado digital, ni de desplazamiento presencial a las entidades bancarias, ha informado el Gobierno de Cantabria.

Gracias a esta nueva funcionalidad, una vez que el contribuyente haya recibido en su domicilio la comunicación postal del recibo no domiciliado que realiza la entidad bancaria colaboradora, podrá pagarlo con tarjeta de crédito o débito a través de la oficina virtual del Gobierno de Cantabria. (https://ovhacienda.cantabria.es/oficinavirtual/pagoTarjetaSi...)

Además de facilitar las gestiones a los contribuyentes e incrementar la calidad del servicio prestado a los consistorios, esta medida complementará la estrategia diseñada por el Gobierno para contrarrestar los efectos negativos derivados del desmantelamiento de los servicios bancarios en las zonas rurales de Cantabria.

Un total de 48 municipios, en los que residen 90.200 personas, ha optado por externalizar con la ACAT la gestión y recaudación en periodo voluntario y ejecutivo de los tributos, precios públicos y otros ingresos de derecho público.

A pesar de que cada ayuntamiento tiene un plan ad hoc, el Impuesto sobre Bienes en Inmuebles (IBI) es el único factor común en todas las cesiones de gestión recaudatoria suscritas por las administraciones locales con la ACAT.

La nómina de servicios que oferta la ACAT alcanza desde la gestión y recaudación del impuesto sobre actividades económicas, hasta el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, pasando por el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana; la tasa de prestación de recogida de basura; la tasa por utilización privativa o aprovechamientos especiales de empresas se servicios suministros y la tasa por utilización privativa o aprovechamientos especiales de empresas de servicios de telecomunicaciones.

Para optimizar la gestión recaudatoria de los tributos de cobro periódico, la ACAT confecciona un calendario fiscal al que deberá de atenerse cada uno de los ayuntamientos implicados. Igualmente, se conformará una Comisión de Seguimiento que ejercerá funciones de vigilancia y control sobre la ejecución del convenio.

Los 48 ayuntamientos cuya gestión tributaria depende de la ACAT son Anievas, Arenas de Iguña, Arredondo, Bareyo, Cabezón de la Sal, Campoo de Enmedio, Campoo de Yuso, Cartes, Castañeda, Cieza, Hazas de Cesto, Hermandad de Campoo de Suso, Herrerías, Lamason, Las Rozas de Valdearroyo, Liérganes, Los Corrales de Buelna, Los Tojos, Luena, Miengo, Miera, Penagos, Peñarrubia, Pesaguero, Pesquera, Polaciones, Rasines, Rionansa, Ruiloba, San Miguel de Aguayo, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, San Vicente de la Barquera, Santa María de Cayón, Santiurde de Reinosa, Saro, Solórzano, Suances, Tresviso, Tudanca, Udías, Valdáliga, Valdeolea, Valdeprado del Río, Valderredible, Valle de Villaverde, Villafufre y Voto.