Publicado 21/01/2021 13:36CET

La aceptación de la vacuna es del 97,1% en Cantabria, donde se la ha puesto un 3,6% de la población

Una enfermera vacuna a un profesional sanitario con la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el COVID-19
Una enfermera vacuna a un profesional sanitario con la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el COVID-19 - David Zorrakino - Europa Press

Zuloaga dice que el SCS está "a disposición de entablar conversaciones" con los sanitarios sobre la retribución extra por la vacunación

SANTANDER, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El porcentaje de aceptación de la vacuna contra el coronavirus entre los cántabros es del 97,1% y hasta el momento ha iniciado su proceso de vacunación el 3,6% de la población de Cantabria, que ha administrado un total de 20.842 dosis.

Esto supone que se han puesto un 90,2% de las vacunas disponibles en la región, dentro de una campaña que se ha visto afectada como en el resto del país por el problema de logística que retrasará la llegada a España de las vacunas de Pfizer.

Esta situación ha obligado a Cantabria a "ralentizar y reprogramar" la vacunación para las próximas semanas, pero cuando se recupere la normalidad en la llegada de dosis "se reanudará de nuevo el ritmo".

Así lo ha dicho este jueves el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, en una rueda de prensa que ha ofrecido para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno y de la evolución del coronavirus en la región, y en la que ha destacado que Cantabria sigue "a la cabeza de España en la campaña la vacunación". "Vacuna que llega, vacuna que se pone", ha apostillado

En concreto se han administrado 9.753 dosis en residencias -habiendo terminado ya administración de las segundas dosis en el Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Cueto, donde empezó la campaña el 27 de diciembre-, 10.565 en instituciones sanitarias y 524 en la prisión de El Dueso.

Zuloaga ha destacado que "en prácticamente dos semanas" se ha vacunado a más de 80 residencias -solo faltan tres en Santa Cruz de Bezana, Vega de Pas y Puente Viesgo por tener brotes activos- y a todas las personas incluidas por el Ministerio de Sanidad en el grupo prioritario de la estrategia.

Además, los hospitales de Valdecilla y Sierrallana finalizaron la vacunación este miércoles y el de Laredo lo hará mañana viernes. Atención Primaria también se sumará a este hito "los próximos días", con lo que "en breve quedarán vacunados todos los profesionales de nuestros centros sanitarios públicos".

También se está administrando la vacuna a los trabajadores del transporte sanitario, entre los que faltan por recibir la dosis 31 de 139; y del transporte sanitario urgente, en el que faltan 176 de 326, por lo que su proceso también se completará "en los próximos días".

Preguntado por si se tomará alguna medida en torno a los sanitarios que rechacen vacunarse, Zuloaga ha respondido que el indicador de aceptación es "prácticamente plena", de más del 97%, y que hay que respetar la decisión de los que están fuera de ese porcentaje porque es "su derecho".

RETRIBUCIÓN DE LOS SANITARIOS

Por otro lado, a preguntas de la prensa sobre la retribución extraordinaria para los sanitarios por participar en la campaña de vacunación, que ha sido criticada por algunos colectivos y sindicatos por no haberse abordado en la mesa sectorial, el vicepresidente ha dicho que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) está "a disposición de entablar conversaciones" con los implicados.

El Consejo de Gobierno habilitó la semana pasada una partida de 1,1 millones para retribuir a los sanitarios que están trabajando fuera de su jornada para la vacunación, pero los profesionales del sector han pedido explicaciones indicando que no se ha negociado y considerando algunos que es "poco justa".

Zuloaga ha explicado que esta medida es "habitual" en otras campañas de vacunación, como la de la gripe, y ha señalado que "está entre las competencias del SCS asumir este diálogo con los representantes de los profesionales sanitarios en Cantabria".

VACUNACIÓN PÚBLICA

Por último, haciendo alusión a las declaraciones del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha remarcado que la vacunación, a pesar de la llegada de un mayor número de dosis, se llevará a cabo con personal público. "El consejero defiende que la Sanidad pública es un servicio y la privada es un negocio", ha sentenciado, considerando que se trata de una opinión "acertada".

Por ello, ha asegurado que se va a actuar "defendiendo la capacidad de trabajo de los sanitarios del ámbito público", "sabiendo que los datos y los resultados les avalan" y que su labor "es uno de nuestros principales orgullos".