Apicultores se concentran en Santander para pedir un etiquetado "claro" y controles de calidad de la miel

Concentración apicultores
EUROPA PRESS
Publicado 11/12/2018 14:32:09CET

Zuloaga dice que trasladará sus peticiones al Gobierno

SANTANDER, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Apicultores cántabros se han concentrado esta mañana en la plaza Alfonso XIII de Santander para pedir un etiquetado "claro" de la miel en el que se indiquen los países de origen y los porcentajes de cada componente en el caso de las mezclas, así como más controles e inspecciones "menos laxas" en las fronteras.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios el apicultor y representante de UGAM-COAG, Manuel Barquín, quien ha explicado que el sector apícola español está atravesando una "grave crisis", sobre todo derivada de una medida de etiquetado "laxa y hecha a la medida casi del fraude", ya que la mayor parte de la miel que se consume es de origen chino al ser "más rentable".

Así, los precios del producto chino están "muy por debajo" del coste de producción del apicultor español y europeo, aunque los estándares de calidad asiáticos "no tienen nada que ver" con los europeos y los controles en la miel que se importa se llevan a cabo en menos del 1% del total, según Barquín.

En este sentido, el sector pide también un nuevo protocolo de control y analíticas, porque según el representante de UGAM-COAG, algunas empresas chinas ofrecen un sucedáneo de miel "a la carta", con unas características químicas que lo hacen "indetectable".

"Muchas veces no es miel", ha asegurado, sino sucedáneos, soluciones azucaradas de maíz o de arroz, y en caso de ser miel, las condiciones de calidad son "muy bajas, altísimas de humedad", que a veces incluso contienen residuos no admitidos en la Comunidad Europea.

Por todo ello, el sector apícola pide que se persiga el "fraude", que suele darse en las mieles 'milflores' --las más demandadas-- y lamenta que hayan entrado 31 millones de kilos de procedencia "básicamente china" cuando la producción española está "inmovilizada" debido a los efectos de la triangulación, que consiste en que un país compra un producto al exterior y luego se lo vende a otro, de manera que se "camufla" el país de origen y se están "colocando productos como españoles sin serlo", ha explicado.

"Necesitamos un gran vuelco en el control, en la cantidad de inspecciones y sobre todo que la normativa no permita esto" para que el consumidor sepa de donde proviene el producto y elija, ha sentenciado.

LA PRODUCCIÓN CAE UN 40%

Barquín ha indicado que la cabaña apícola china no ha experimentado cambios en incremento de población y sin embargo su producción en los últimos cinco años ha crecido un 90%, mientras que la de Europa ha bajado más de un 40%. "Con la misma cantidad de cabaña casi ha duplicado la producción", ha lamentado.

Asimismo, ha señalado que en el ultimo ejercicio los precios bajaron un 40% y "en el mejor de los casos algún apicultor puede que haya conseguido vender", porque "lo general" es que el apicultor español tenga "toda su cosecha en el almacén".

Según ha detallado, en Cantabria apenas hay una treintena de personas que generan su renta agraria de la apicultura y se dedican a ello a nivel profesional, aunque sí hay "mucho pequeño apicultor", más de 300.

ZULOAGA TRASLADARÁ EL MANIFIESTO AL GOBIERNO

Durante la concentración, se ha personado el delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, que ha asegurado que trasladará al Ministerio el manifiesto que le han entregado los apicultores con sus reivindicaciones para apoyar esta iniciativa que se está produciendo a nivel nacional.

En este sentido, ha dicho que hay que recoger su preocupación y llevar a cabo medidas para afrontar los retos de la globalización, para lo que, según ha avanzado, ya hay conversaciones iniciadas en el Ministerio y se está trabajando en mejorar etiquetas. Además, ha señalado la necesidad de asumir la responsabilidad de los consumidores de saber qué productos compran.