Publicado 15/01/2014 16:31CET

ATI denuncia que se han privatizado cinco servicios no clínicos en Valdecilla e insta a Diego a dimitir

Asegura que el contrato de colaboración público privada supone "destrucción de empleo"

SANTANDER, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Agrupación de Trabajadores Independientes (ATI) ha denunciado que el contrato de colaboración público privada (CCPP) de Valdecilla, que ha entrada este miércoles en vigor, supone la privatización de cinco servicios no clínicos del hospital, y ha instado al presidente, Ignacio Diego, a dimitir, en "coherencia" con sus declaraciones del pasado enero en las que afirmó: "Dimitiré si se privatiza uno solo de los servicios del Hospital Valdecilla".

ATI denuncia en un comunicado de prensa que el CCPP supone "destrucción de empleo". Así, asegura por un lado que, como consecuencia del contrato, Valdecilla ha despedido este martes, 14 de enero, a 15 trabajadores del servicio de mantenimiento del hospital con vacante de plantilla.

Según el sindicato, se trata de operarios con las categorías de albañil, carpintero, electricista, calefactor y pintor que llevaban trabajando en el hospital Valdecilla continuamente desde hacía ocho y diez años y a quienes, según la Ley del Estatuto Marco y la del Estatuto Básico del Empleado Público -dice- "tan solo podrían arrebatarles sus puesto quienes hubieran aprobado la oposición".

ATI denuncia que la adjudicataria del CCPP, Ferrovial-Siec, se hará cargo de los servicios que prestaban las 40 empresas que Valdecilla ya tenía subcontratadas desde hace años (limpieza, seguridad, aparcamiento, bar-cafetería, catering,..) y también de cinco servicios propios del hospital "nunca privatizados": cocina, con 105 trabajadores, mantenimiento con 98, informática con 14, el archivo de historias clínicas con 25, y los almacenes, con 15.

"Un total de 257 trabajadores propios del hospital, a parte de los 15 ya despedidos, que se ven envueltos en una privatización que les crea incertidumbre, puesto que, aún continuando siendo personal estatutario, su trabajo será gestionado por una empresa privada, la cual podrá quedarse con ellos o ser recolocados en otros servicios", añade el sindicato.

Según ATI, de la decisión de Ferrovial pende también que el hospital adjudique o no nuevas plazas vacantes en la categoría de celador y de auxiliar administrativo, lo que "como poco supondría la creación de 35-40 plazas" si se recurriese a la bolsa de contratación en lugar de a recolocaciones.

El sindicato considera que la "destrucción de empleo" en Valdecilla "aún se agravará más" dentro de año y medio, cuando una vez acabadas las obras los pacientes y trabajadores de la Residencia Cantabria se ubiquen en el nuevo hospital.