La Audiencia juzga esta semana al acusado de quemar 10 portales

Actualizado 20/06/2015 14:41:31 CET

   SANTANDER, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria juzgará desde este lunes, 22 de junio, al jueves, día 25, al acusado de provocar fuegos en diez portales del centro de Santander entre mediados de febrero y marzo de 2011, hecho por los que el Ministerio Fiscal le solicita siete años y medio de prisión.

   El acusado, FJ.G.P., supuestamente provocó de "forma consciente y voluntaria" una decena de incendios en portales en el área comprendida entre Cuatro Caminos, la Plaza Carlos I, San Fernando y la calle Vargas y sus aledaños, según indica el escrito del fiscal recogido por Europa Press.

   El imputado utilizó un mechero para provocar esos incendios, que comenzaron el 11 de febrero de 2011 en calle San Fernando de Santander, en un portal donde supuestamente prendió fuego a un carrito de bebé. Ese mismo día, el acusado provocó un fuego más en un portal de la plaza Juan Carlos I y, cinco días después, hizo lo mismos en la calle Burgos.

   Pasados tres días, el fiscal le acusa de volver a actuar y prender fuego a unas prendas tendidas en un tendedero de la calle Cisneros, donde presuntamente también sustrajo un trapo que quemó para causar un nuevo incendio en la calle Beato de Liébana.

   También en la misma jornada le imputa el incendio de una sillita de bebé en un portal de la calle Vargas, fuego que se propagó y provocó rompiendo cristales, derritiendo contadores y afectando al cuarto de limpieza y la puerta del ascensor.

   Además de estos incendios, el Ministerio Fiscal le acusa de provocar otro el 26 de febrero en un portal de la calle San Fernando en el que, supuestamente, subió hasta el último piso y, mientras fue descendiendo, prendió todas las bolsas de basura depositadas en los diferentes rellanos. En el mismo día, el imputado también prendió fuego una silla salvaescaleras en un portal de la calle Florida.

   Tras estos últimos fuegos, pasaron casi 15 días hasta que volvió a actuar. Así, el 10 de marzo prendió varias bolsas de basura y las introdujo en el ascensor de un edificio de la calle Tres de Noviembre, y el día 20 del mismo mes quemó enseres y mobiliario de un portal de la calle Alcázar de Toledo.

   El fiscal apunta que los edificios en los que el acusado provocó los fuegos era "de antigua construcción y, en la mayoría de los casos, los portales y elementos comunes eran de madera por lo que eran de fácil propagación del fuego".

   También destaca que los inmuebles estaban habitados en el momento que se produjeron los incendios y que, a la hora del causarlos, el procesado "tenía conservadas sus facultades cognoscitivas y volitivas".

   FJ.G.P. fue pillado el 25 de marzo de 2011, cinco días después del último fuego. Tras pasar por los calabozos de la Policía, el hombre ingresó en prisión provisional, situación en la que estuvo hasta junio de 2012.

   La Fiscalía le imputa un delito continuado de incendio pero también un delito de hurto porque, según indica en su escrito de calificaciones, en uno de los edificios en los que causó un fuego se llevó un trapo que luego utilizó para prender en otro portal.

   Por el delito continuado de incendio, el fiscal le pide un pena de siete años y medio de prisión y, por el de hurto, seis días de localización permanente. Además, le demanda indemnizaciones para los perjudicados, comunidades de propietarios y aseguradoras, que rondan los 40.000 euros.

Para leer más