Buruaga critica que Real "tire a los leones" a sus subordinados para "seguir viva"

La presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 13/12/2018 12:10:34CET

Vuelva a reclamar a Revilla que cese a la consejera como "máxima responsable" de la presunta "trama de corrupción" en el SCS

SANTANDER, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha criticado que la consejera de Sanidad, Luisa Real, "tire a los leones" a sus subordinados para "seguir viva como consejera", lo que supone un ejercicio de "cinismo y desvergüenza absoluta".

Así lo ha señalado hoy después de que ayer dimitiese el gerente de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Alejandro Rojo, tras conocerse que es una de las cuatro personas contra las que se dirige la denuncia que la Fiscalía ha remitido al juzgado por presuntas irregularidades en contratos.

Para la líder del PP, la dimisión de Rojo era "obligada" ya que no había "otra salida posible" porque en la documentación aportada por el Partido Popular a las actuaciones judiciales "se desprende en todo momento su participación y su papel como instrumento útil de esta trama de contratación irregular".

Pero Sáenz de Buruaga ha considerado que el ya exgerente de Atención Primaria ha sido "un hombre de paja" que se ha "dejado desapoderar" de sus competencias y ha "firmado todo" lo que le pedían sus superiores y ha opinado que, alguien como él, que "no sabe decir no", no debería ser "ni gerente del SCS ni de nada".

También ha afirmado que la salida de Rojo de la cúpula de la Sanidad de Cantabria "no la ha marcado Miguel Ángel Revilla, que no enseña la dirección de la puerta de salida a nadie porque todo le resbala y le da igual", sino que ha sido la propia Luisa Real, que lo que está haciendo es "tirar a los leones a todos sus subordinados para seguir viva como consejera".

Pero Sáenz de Buruaga ha advertido tanto a Revilla como a Real que "las responsabilidades políticas" por este caso "no se agotan aquí". "Está asumiendo responsabilidades por esta trama todo el mundo menos quien las tiene que asumir, que es la máxima responsable política de todo lo que ha ocurrido y está ocurriendo, la que nombró a todos los cesados, conoció las denuncias sobre lo que ocurría en contratación del SCS, consintió esa actuación en el tiempo y lo tapó", ha dicho.

Por ello, ha insistido una vez más en que Real "se tiene que ir sí o sí" porque, "aplicando la teoría Revilla, si lo sabía, es cómplice, y si no lo sabía, es una incompetente, pero a estas alturas ha quedado demostrado que lo sabía y es cómplice, por lo que solo tiene una salida digna, que es seguir el mismo camino que sus altos cargos".

"Se tiene que ir porque es la máxima responsable de una trama de presunta corrupción que ha abierto una crisis sin precedentes en la historia del SCS y porque no goza de la confianza de los ciudadanos representados en el Parlamento para gestionar los más de 800 millones del presupuesto para Sanidad", ha enfatizado la presidenta del PP.

Sáenz de Buruaga ha concluido reiterando que la consejera de Sanidad "se tiene que ir" y, si no lo hace, "el presidente del Gobierno la tiene que cesar porque nadie ha hecho más daño a la sanidad de Cantabria que ella".