Cantabria alcanza los 100.000 donantes de sangre tras 1.500 nuevas altas

Gema Igual recibe el carné de donante de sangre
AYTO
Actualizado 22/08/2018 14:13:02 CET

La alcaldesa de Santander se hace donante y acude a recoger su carné

SANTANDER, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha alcanzado esta semana la cifra de 100.000 donantes de sangre desde la creación de la Asociación-Hermandad, en 1974, tras registrar en el último año 1.518 nuevas altas.

Esta última cifra supone un descenso -de 56, un 3,5% menos- respecto a las 1.574 personas que decidieron donar por primera vez el ejercicio anterior.

No obstante, en 2017 hubo 181 extracciones más, lo que supone un aumento del 1,5%, hasta llegar a las 12.262, que implica una media de un millar al mes.

De plasma hubo 111 donaciones más, lo que representa una subida del 16%, que permitió rebasar las 800 extracciones, y el repunte general fue del 2,2%, con casi 300 unidades más globales con las que se superó las 13.000.

Estos y otros datos -recabados entre el 31 de julio del año pasado y la misma fecha de 2018- han sido ofrecidos este miércoles por el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cantabria, Ignacio Álvarez, con motivo de la visita de la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que recientemente se ha hecho donante y ha acudido a recoger su carné como tal.

Ambos han resaltado que desde que nació esta agrupación, cuya sede se encuentra en el pabellón 13 del Hospital Valdecilla, 100.000 cántabros han donado alguna vez sangre, 13.000 de ellas en los últimos doce meses, con lo que las cifras anuales son "buenas" pese al descenso de nuevos donantes.

PERFIL

Algo más de la mitad de donantes en la región son hombres, en concreto el 56%, mientras que el porcentaje de mujeres -44% en la actualidad- ha ido incrementando a lo largo del tiempo hasta equilibrarse la proporción entre ambos sexos. Ellos pueden donar hasta cuatro veces al año, una más que ellas.

En cuanto a la edad, la media es de 45 años, lo que evidencia un "problema": que los donantes se están "haciendo mayores", ha apuntado José Antonio Barreda, vicepresidente de la Junta Rectora del colectivo que también ha comparecido ante los medios tras la reunión con la regidora.

Así, ha advertido de un "envejecimiento progresivo" de estos voluntarios, aunque no es algo específico de nuestra región, sino que también sucede en otras comunidades y a nivel nacional e incluso internacional, en países con sistemas sanitarios similares al de España.

De continuar la tendencia, a medio y largo plazo el escenario no será "muy positivo", ha admitido Barredo, que ha indicado al respecto que la asociación cántabra está haciendo un especial esfuerzo para promover las donaciones ente los más jóvenes, y apuesta incluso por formar en este ámbito en los colegios, para que desde pequeños vean este gesto como algo "sencillo" y "agradable", en vez de enfrentarse con "miedo".

HILAR FINO PARA QUE LAS RESERVAS SEAN ÓPTIMAS

Otro de los "problemas" a los que habitualmente se enfrentan es, como ha apuntado Álvarez, que la sangre no se puede almacenar, sino que caduca, al cabo de unos 40 días, cinco en el caso de las plaquetas, por lo que "no sirve" de nada acumular estas extracciones.

Así las cosas, hay que tener en cuenta las necesidades en cada momento y en función de los diferentes grupos sanguíneos, para que haya existencias de cada uno. Hay que "hilar fino" para conseguir las reservas "óptimas", ha incidido Álvarez, que ha apuntado que en el caso del plasma -que se conserva en torno a un año- el objetivo es triplicar la cifra de donaciones en los próximos dos ejercicios.

HÉROES QUE SALVAN VIDA

El presidente de la agrupación ha aprovechado la entrega del carné de donante de sangre a la alcaldesa para darle la bienvenida a la Hermandad, y ha considerado al respecto que con este paso -que no había dado antes al haber tenido de pequeña Hepatitis A- se ha convertido en una "heroína", al igual todos los que donan, que son "héroes" pues "salvan vidas".

Los requisitos para ser donantes son, como han recordado, tener entre 18 y 65 años -aunque hasta los 70 se puede seguir, con autorización expresa del médico de cabecera- y pesar más de 50 kilos. Además de sangre y plasma, también se pueden donar órganos y médula ósea.

Además de los remanentes de sangre -especialmente importante en verano, cuando la gente se va de vacaciones y aumenta la población por la llegada de turistas- hay que tener en cuenta las dotaciones para facilitar las extracciones.

En este sentido, y además de los recursos disponibles en la sede de la asociación, la alcaldesa ha recordado el bus en el que se realizan, que todos los primeros viernes de mes está en la calle Puente de Santander, y ha agregado que también se realizan periódicamente en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento. Además, y por ejemplo, este próximo viernes, día 24, se harán en el Parque Municipal de Bomberos, de 9.30 a 14 horas.

Igual ha valorado la labor "encomiable" que realizan desde la Hermandad, que también se desplaza a colegios, institutos y municipios de toda la región para incentivar las donaciones, un acto de "generosidad mayúsculo" que permite salvar vidas. "No sea porque no lo ponen fácil", ha considerado para finalizar.