Actualizado 20/11/2015 19:48 CET

Cantabria estará en alerta amarilla por lluvias, nevadas y oleaje

Nieve
EUROPA PRESS

MADRID/SANTANDER, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cantabria estará este sábado, 21 de noviembre, en alerta amarilla por lluvias, olas y nevadas, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología.

La alerta por lluvias estará activada en el centro y Valle de Villaverde, desde las 00.00 horas del sábado a las 15.00, con una probabilidad de entre el 10 y el 40 por ciento. La previsión es de 40 mm de precipitación acumulada.

El aviso por nevadas afectará a tres zonas: Liébana; el centro y Valle de Villaverde, y en la Cantabria del Ebro. En todas, la probabilidad oscila entre el 40 y el 70 por ciento y se prevé en ellas bajada de cotas hasta 800 o 900 metros.

En Liébana, la alerta estará activa entre desde las 10.00 horas del sábado a las 00.00 horas del domingo, y se prevé una acumulación de nieve de 10 centímetros.

En la zona centro y en el Valle de Villaverde y en la de la Cantabria del Ebro estará vigente la alerta desde las 15.00 horas del sábado a las 00.00 del domingo. Las acumulaciones de nieve previstas son de 3 y 5 centímetros, respectivamente.

El aviso por oleaje estará activado de 18.00 horas del sábado a 00.00 horas del domingo, con una posibilidad de entre el 40% y el 70%. Según la AEMET, soplará del oeste con fuerza 7 y, a partir de la noche, habrá mar combinada del oeste o noroeste de 4 a 5 metros.

28 PROVINCIAS EN ALERTA

Cantabria será con esta predicción una de las 28 provincias españolas que tendrán activado este sábado algún nivel de alerta por distintos fenómenos meteorológicos.

En concreto, estarán en aviso amarillo (riesgo) por olas, además de Cantabria, Almería, Granada, Melilla, Alicante, Castellón, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias; mientras que tendrán activada la alerta naranja (riesgo importante) las provincias de Girona, Tarragona, Ibiza, Formentera, Mallorca y Menorca.

Y en lluvias, acompañarán a la alerta amarilla de Cantabria la que se activará en Navarra, Guipúzcoa y Asturias.

Además de Cantabria, estarán en alerta por nevadas, Asturias, Huesca, Burgos, León, Palencia, Soria, Lleida, Navarra, Lugo, La Rioja y Álava. Por otra parte, Huesca y Lleida tendrán activada la alerta amarilla por temperaturas mínimas que pueden llegar a -6ºC.

Por fuertes rachas de viento, estarán en alerta amarilla Almería, Teruel, Zaragoza, Guadalajara, Segovia, Melilla, Madrid, Navarra, Ibiza, Formentera, Mallorca y Menorca. Por su parte, tendrán activa la alerta naranja Huesca, Girona, Lleida, Tarragona, y Castellón, donde se esperan rachas máximas de hasta 100 kilómetros por hora.

De este modo, se esperan precipitaciones persistentes en el área cantábrica, el norte de Navarra y el Pirineo occidental, las cuales se extenderán, de forma más débil, principalmente a los sistemas montañosos del resto de la mitad norte peninsular y al este de Baleares. Además, habrá intervalos nubosos, en general, en la mitad sur con posibilidad de algunas precipitaciones débiles y dispersas, más probables en el Sistema Penibético.

La menor probabilidad de precipitaciones se dará en el extremo suroeste peninsular y el litoral mediterráneo, donde podrá estar en ciertos momentos poco nuboso. En Canarias, nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, sin descartar alguna lluvia débil.

Respecto a la cota de nieve, se situará en la Península en el entorno de los 2.000 a 2.500 metros inicialmente, bajando a lo largo del día a 700 y 900 metros en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos y a unos 1.000 metros en el Sistema Central e Ibérico.

Las temperaturas sufrirán un descenso generalizado, que podrá ser notable en zonas altas y en el interior de la mitad este peninsular. Las heladas se esperan en zonas de montaña de la mitad norte peninsular y en áreas próximas, pudiendo ser fuertes en Pirineos.

Finalmente, los vientos soplarán de componente oeste girando al norte en la Península y Baleares, con intervalos de fuerte en los litorales de Galicia, del cantábrico y en zonas de montaña e incluso rachas muy fuertes en el bajo Ebro y en el Ampurdán. En Canarias, los vientos soplarán del noreste.