Cantabria fue la cuarta comunidad con mayor tasa de disoluciones matrimoniales este verano

TSJC
EUROPA PRESS
Actualizado 15/12/2017 14:16:29 CET

SANTANDER, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha sido este verano la cuarta comunidad autónoma con mayor número de demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes, tras Canarias, Comunidad Valenciana y Baleares, según datos facilitados hoy por el Consejo General del Poder Judicial.

Entre los meses de julio y septiembre, los juzgados de primera instancia de Cantabria registraron 309 demandas de disolución matrimonial, lo que supone un incremento del 4% respecto a las presentadas en el mismo periodo del pasado año.

En el tercer trimestre, los órganos judiciales de Cantabria registraron, además, 122 peticiones de modificación de medidas acordadas en sentencia y 82 procedimientos para la fijación de medidas de guarda y custodia sobre hijos nacidos en parejas no casadas y que se han disuelto.

De julio a septiembre, se presentaron en Cantabria ocho demandas de divorcio más que un año antes, 292 frente a las 284 de 2016. Crecieron los divorcios de mutuo acuerdo y disminuyeron los contenciosos respecto al año anterior.

Así, del total, 185 eran demandas de divorcio de mutuo acuerdo --un 22,5% más respecto al tercer trimestre de 2016-- y 107 eran contenciosas -un 19,5% menos--.

Las demandas de separación crecieron de 13 a 17, de las que siete eran de separaciones no consensuadas (las mismas que un año antes) y diez de mutuo acuerdo (cuatro más que el ejercicio anterior).

Cantabria registró 5,33 demandas de este tipo por cada diez mil habitantes, colocándose en cuarto lugar entre las que más demandas presentan y por encima de la media española, que se situó en 4,79.

A la cabeza, Canarias donde se presentaron 5,72 demandas por cada 10.000 habitantes; seguida de Comunidad Valenciana (5,67) y Baleares (5,46). Donde menos demandas de este tipo se registraron fue en el País Vasco (3,57).

125 DEMANDAS EN SANTANDER Y 75 EN TORRELAVEGA

Por partidos judiciales, en Santander se presentaron 125 demandas de disolución (70 divorcios consensuados, 49 litigiosos, cinco separaciones consensuadas y una no consensuada) y en Torrelavega 75 (53 divorcios de mutuo acuerdo, 17 no consensuados, tres separaciones acordadas y dos litigiosas).

En Castro Urdiales fueron 40 (21 divorcios consensuados, 16 litigiosos y tres separaciones no acordadas), mientras que en Medio Cudeyo ascendieron a 27 (15 divorcios consensuados, 11 no consensuados y una separación de mutuo acuerdo).

En Laredo los dos juzgados recibieron 21 demandas de disolución matrimonial (13 divorcios acordados y ocho litigiosos); en Santona 12 (ocho divorcios consensuados, tres no consensuados y una separación de mutuo acuerdo); y en San Vicente de la Barquera nueve (cinco divorcios acordados, tres litigiosos y una separación no consensuada).

En Reinosa no se registró durante el periodo ninguna demanda de disolución matrimonial.

PROCEDIMIENTOS DE MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

Por otra parte, durante el tercer trimestre se registraron 122 peticiones de modificación de medidas, en su mayoría (99) no consensuadas, un 35,6 por ciento más que en 2016. Las de mutuo acuerdo fueron 23, dos más que las que se registraron en el mismo periodo del año anterior.

Finalmente, los juzgados civiles de Cantabria recibieron 82 procedimientos para la adopción de medidas sobre guarda, custodia y alimentos de hijos nacidos en parejas no casadas que se rompen.

De ellos, 41 eran peticiones contenciosas (un 36,7 por ciento más) y otras 41 de mutuo acuerdo (un 24,1 por ciento menos que el año anterior).