Publicado 28/06/2021 18:59CET

Cantabria ha gastado más de 40 millones en pruebas Covid desde el inicio de la pandemia

Archivo - Consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, en el Parlamento
Archivo - Consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, en el Parlamento - PARLAMENTO - Archivo

Más de la mitad de los contagiados actualmente tienen entre 16 y 29 años

SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cantabria lleva gastados desde el inicio de la pandemia "mucho más" de 40 millones de euros en pruebas de detección del coronavirus, ya que ha realizado un total de 638.497 test, mayoritariamente PCR.

Así lo ha señalado el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), que ha destacado el "altísimo nivel" de pruebas que se vienen realizando en la comunidad, unas 10.000 semanales, así como el "enorme" esfuerzo económico y la "tarea ingente" que supone para el personal de laboratorio y toma de muestras.

Especialmente ha puesto de relieve los dispositivos de pruebas que se han montado en los últimos días para rastrear los brotes relacionados con el ocio nocturno que han disparado la incidencia acumulada tanto a 7 como a 14 días, ambas actualmente en nivel de riesgo alto (99 y 160 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente) y con una tendencia "claramente creciente".

Ese aumento de contagios está vinculado especialmente a quienes aún no están vacunados y tienen más vida social, los más jóvenes, ha explicado el consejero, destacando que el 20% de los casos se dan en personas de 16 a 19 años y el 34% en las de 20 a 29 años, por lo que este grupo de edad supone más de la mitad de los nuevos infectados.

Mientras, la incidencia en mayores de 65 años sigue en nivel bajo, en 25 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y en 16 a siete días.

Rodríguez ha ofrecido estos datos en el Pleno del Parlamento de este lunes, en el que ha comparecido a petición propia para informar de la situación epidemiológica y ha alertado de que "en salud pública, los comportamientos individuales tienen relevancia para toda la comunidad".

RESIDENCIAS

Así, el "gran aumento" de la incidencia ha supuesto volver a tener casos en las residencias y que usuarios vacunados se hayan contagiado, por lo que Rodríguez ha pedido "reflexionar" sobre las medidas de precaución y pensar que aunque los contagios se den en los jóvenes se acaban transmitiendo a los más vulnerables.

En concreto, en la última semana se han detectado en ellas cuatro contagios en residentes y otros cuatro en usuarios, a pesar de que la cobertura vacunal en este colectivo es del 97%.

También ha aumentado en la comunidad la positividad de las pruebas, que había estado en nivel de nueva normalidad -por debajo del 4%- y ahora se sitúa en el 6,3%.

HOSPITALIZADOS

La "mejor noticia" es que no hay pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos y que la ocupación hospitalaria es baja, aunque el titular de Sanidad ha advertido que pensar que los jóvenes "pasan la infección asintomáticos o con poca gravedad" es "un tópico", porque ya hay menores de 20 años ingresados.

En cuanto al perfil de los hospitalizados, la mayoría son hombres, el 60%, frente al 40% de mujeres. Por edad, el grupo con mayor número de pacientes es el de 30 a 40 y de 40 a 50 años, habiendo ingresado la mayoría por neumonía (el 80%). Además, hay hospitalizados tres pacientes de más de 90 años, lo que "pone en evidencia que los mayores y más vulnerables, aunque estén vacunados, es probable que se descompensen y acaben en el hospital".

Y es que, de los 22 pacientes ingresados, casi la mitad (10) están vacunados, seis de ellos con pauta completa, con entre 61 y 94 años, y cuatro con una dosis.

Tras la comparecencia del consejero en el Parlamento, los grupos que sustentan al Gobierno de Cantabria, PRC y PSOE, han defendido el "buen trabajo" realizado por Sanidad ante la pandemia y las "decisiones responsables" que pretenden hacer "el menor daño posible" a los sectores que sufren las restricciones, mientras que la oposición -PP, Ciudadanos (Cs) y Vox- han echado en falta que Rodríguez informara de si se van a aplicar nuevas restricciones y si se van a volver a cerrar los interiores de la hostelería, entre otros asuntos, y han criticado que se ha centrado en "leer estadísticas conocidas por todos".

Y es que el consejero no ha avanzado la posición de alerta en la que quedarán los municipios en la actualización de mañana del 'semáforo Covid' porque "no lo decide él", sino los técnicos de Salud Pública, pero ha aclarado que desde Sanidad "no andamos jugando" y que se aplicarán las medidas correspondientes a cada nivel, por lo que aquellos clasificados en riesgo 3 o 4 tendrán que volver al cierre de interiores.

Regionalistas y socialistas han ensalzado que el porcentaje de vacunación en Cantabria es mejor al de la media de España, al igual que el de la letalidad del virus, que en la comunidad es del 1,8%, una cifra "de las más bajas" del país.

Por su parte, desde la oposición han criticado que el 'semáforo Covid' es una herramienta "inútil" porque la población de los municipios con mayores restricciones puede moverse a otros con menor incidencia, y han opinado que si el problema de contagios radica en el ocio nocturno deberían tomarse medidas "selectivas" y no genéricas para toda la hostelería.

Y aunque han reconocido que la vacunación va "bien", han subrayado los errores de citación y el "caos" que se volvió a generar este domingo con el asistente JANO, así como que en la implantación del sistema de autocita, que el consejero ha avanzado que se pondrá en marcha en julio, vamos "con un mes de retraso" frente a otras comunidades.

Para leer más