Cantabria mejora su competitividad y se sitúa en el noveno lugar del ranking por CC.AA

Cantabria mejora en competitividad y se sitúa en el noveno lugar del ránking por
CRISTINA MUÑOZ/EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2019 12:44:08 CET

SANTANDER, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cantabria es la novena comunidad autónoma más competitiva de España, situándose en un nivel "medio-bajo", lo que supone una mejoría respecto a años anteriores, según un informe elaborado del Consejo General de Economistas y que ha sido presentado este jueves en la Cámara de Comercio.

Para llegar a esta conclusión, el Informe de la Competitividad Regional en España de 2018, elaborado con datos de 2017, se han analizado el puesto de Cantabria en siete ejes: entorno económico, mercado de trabajo, capital humano, entorno institucional, infraestructuras básicas, eficiencia empresaria e innovación, clasificándose en cuatro niveles (bajo, medio-bajo, medio-alto, y alto).

En este sentido, Cantabria ocupa, entre las 17 comunidades, el quinto lugar en cuanto a capital humano (medio-alto) y la sexta en entorno empresarial e institucional (medio-alto), si bien hay en otros en los que sale peor parada, como el que, por ejemplo, alude al entorno económico, donde es la decimotercera (bajo), o en innovación, donde es la undécima.

A Cantabria se le otorga también un nivel alto en cuanto al mercado de trabajo se refiere, pese a lo cual a mitad de la tabla por comunidades autónomas, con un octavo puesto, el mismo que ocupa si se analizan las infraestructuras básicas.

El Informe ha sido presentado este jueves en rueda de prensa por el decano-presidente del Colegio de Economistas de Cantabria, Fernando García, y el presidente de la Cámara de Comercio, Modesto Piñeiro, antes de que esta tarde, a partir de las 18.30 horas, sea desmenuzado en un acto en la sede de la entidad cameral.

RANKING POR CC.AA

En lo más alto de este ranking de competitividad regional, se sitúan la Comunidad de Madrid, en primer lugar, seguida de País Vasco y Navarra.

En el lado opuesto, figuran Extremadura, Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha e Islas Baleares con un índice de competitividad baja.

Ya en los estratos intermedios, Cataluña, Aragón y La Rioja figuran como un grupo con competitividad media-alta, mientras Castilla y León, Asturias, Cantabria, Galicia, Comunidad Valenciana, y Región de Murcia forman parte del grupo medio-bajo.

El Informe indica que la ordenación de las comunidades autónomas y la composición de los grupos permanecen prácticamente inalteradas respecto a 2016, ya que solo Islas Baleares desciende un nivel competitivo, de medio bajo a bajo.

El presidente de la Cámara de Comercio ha resaltado la importancia del Informe, y más en un momento de "cierta incertidumbre" y con las previsiones de una "paralización" económica, y la ha considerado como una "buena herramienta" para identificar las debilidades y fortalezas de la comunidad y qué factores debe desarrollar para mejorar de cara al futuro.

Por su parte, el decano del Colegio de Economistas ha explicado que el informe no solo realiza un "análisis estático" con la "foto fija" de la comunidad, si uno "dinámico", comparando a Cantabria con otras comunidades.

Y es que, según ha dicho, hay parámetros de la comunidad que puedan parecer "excelentes" pero si se comparan con los de otras regiones "pueden no serlo tanto".

Al margen de las conclusiones del Informe, y a preguntas de los periodistas sobre su visión personal de la situación de la comunidad autónoma, Fernando García ha reconocido que Cantabria ha crecido en los últimos años a un "ritmo importante" y ha señalado que, pese a las perspectivas de una cierta desaceleración económica, también crecerá este año más que la media nacional.

Pero, sobre todo, ha destacado el incremento experimentado en el PIB industrial de la comunidad y ha considerado "acertada" la apuesta del Gobierno de Cantabria por este sector ya que, según ha dicho, es el que provoca un "tirón" en el resto.

Según ha dicho, si el sector industrial crece en la comunidad, se genera más empleo y más riqueza y, a la vez, más consumo en el resto de sectores.

LOS EFECTOS DEL 'BREXIT'

Tanto García como Piñeiro se han referido también, a preguntas de los medios de comunicación, al efecto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, sobre todo si ésta se produce sin acuerdo, dando lugar a un "Brexit duro".

Aunque ambos han reconocido que tendrá afección en Cantabria por el volumen de las exportaciones de la comunidad al Reino Unido, que es uno de sus principales mercados, el decano del Colegio de Economistas ha opinado que no será lo "catastrófico" que algunos vaticinan.

"Catastrófico yo no lo veo", ha dicho García, que cree que el empresariado cántabro tiene la "cintura suficiente" para buscar mercados alternativos o para "salvar" las "dificultades" que habrá para la exportación a este país.

Piñeiro, por su parte, ha destacado, sobre todo, el efecto que tendrá el endurecimiento de los trámites aduaneros, que, según ha dicho, hará que el proceso sea más lento. "El tiempo es dinero", ha advertido.