Cantabria quiere recuperar ferias agroalimentarias internacionales

Alimentos de Cantabria, productos agroalimentarios
ODECA - Archivo
Actualizado 21/12/2018 16:42:29 CET

La Odeca quiere volver a participar en la European Seafood de Bruselas y en otra de productos ecológicos de Alemania

SANTANDER, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación de Cantabria ha reafirmado su apuesta por la calidad de los productos agroalimentarios de la región, aspecto en el que este departamento, con Jesús Oria al frente, ha venido trabajando en 2018 y, también, en lo que va de legislatura.

De cara al próximo año, y entre otros retos, el consejero se ha marcado como objetivo recuperar la asistencia de productores locales a ferias nacionales e incluso internacionales, como la 'European Seafood' que se celebra en Bruselas y otra de productos ecológicos que se desarrolla en Alemania.

Así lo ha avanzado el regionalista en una rueda de prensa para hacer balance de la ODECA, la Oficina de Calidad Alimentaria, en la que ha recordado que en el anterior mandato (2011 a 2015, con el PP en el Gobierno) se "cercenó" esa salida al exterior, una dinámica que se había venido implantando entre 2003 y 2011, con el PRC en el Ejecutivo.

Acompañado del director de la ODECA, Fernando Mier, y de la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, Oria ha explicado que en los últimos tres ejercicios se han recuperado algunas de esas citas aunque otras no ha sido posible, de ahí la pretensión de la Consejería de volver a participar al menos en esas dos, en la belga y la alemana.

"Cada día nos piden más los productores de cierta entidad el tener esa salida al mercado, no solo local o nacional, también internacional, para darse a conocer", ha explicado el consejero del ramo, después de detallar el calendario de este año, en el que ha destacado la asistencia de 17 empresas -ocho con stand y nueve en misión comercial- a la feria francesa 'Sial París'.

En España, la ODECA y productores cántabros han acudido a seis: Gourmets y Biocultura, en Madrid; Alimentaria (Barcelona); Gustoko (Baracaldo); el Congreso de Apicultura (Tenerife); y la Feria de la Alubia, en Saldaña (Palencia), ferias a las que hay que añadir la participación en cerca de medio centenar celebradas por toda Cantabria, un 30% más que en 2017, y que han contado con un inversión de unos 250.000 euros.

"Casi todos los ayuntamientos quieren la suya", ha admitido Jesús Oria, para asegurar que, "en la medida de lo posible" la Consejería va a seguir respondiendo, a través de la Oficina de Calidad Alimentaria, a la demanda de productores y municipios para continuar organizando "pequeñas" y "grandes" ferias en la Comunidad y fomentar así el dar salida al producto local -el de proximidad, conocido también como 'de kilómetro cero'- que "cada día es más demandado".

CANTABRIA, EN EL MAPA DE LA CALIDAD ALIMENTARIA

El responsable de Medio Rural ha aprovechado para agradecer el "esfuerzo" de los productores regionales para poner a Cantabria "en el mapa de la calidad alimentaria", tanto dentro como fuera de nuestro país.

Ha puesto como ejemplo de esto último el hecho de que en 2018 una veintena de empresas autonómicas han sido premiadas en concursos internacionales, como los 'Great Taste Awards' de Londres, el 'Superior Taste Award' de Bruselas, los que se conceden en 'Sial Paris' o los 'World Cheese Awards', conocidos como los 'Óscar de los quesos'.

A ello hay que añadir las exportaciones de productos cántabros, fundamentalmente de conservas de pescado -como la anchoa, que es la "estrella clara" de las ventas en el extranjero, y el bonito-; el sobao pasiego -que "está empezando a salir" y algunas industrias producen hasta un millón al día-; y los quesos.

No en vano, los alimentos constituyen el cuarto sector más exportador de la región, con un volumen que alcanzó los 322 millones de euros el año pasado, y que representa un incremento del 7,8% respecto a las operaciones internacionales de 2016.

Una senda de crecimiento por la que se avanza "firme" en el presente ejercicio, en el que la ODECA llegó a un acuerdo con SODERCAN para apoyar a las empresas cántabras en su salida al exterior, como por ejemplo a la citada feria francesa.

En paralelo, se han venido realizando campañas de publicidad, aunque fundamentalmente en el ámbito regional y en medios de comunicación, para la promoción de los productos, muchos de los cuales cuentan con sellos de calidad, pues el fomento de la misma es una de las tareas de la Oficina, junto al control de la calidad diferenciada o el reconocimiento de nuevas figuras.

SELLOS DE CALIDAD

Por ahora, varios quesos gozan de la Denominación de Origen Protegido, como los quesucos de Liébana, el picón Vejes-Tresviso, o el de nata de Cantabria, que también tiene la miel lebaniega, en tanto que la carne o el sobao disponen de la Indicación Geográfica Protegida (IGP).

En el caso de la anchoa, el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha explicado que se ha contratado a una empresa externa que se encargue de dinamizar este sello bajo la premisa de que haya el "máximo consenso e información".

Además, se trabaja en los sellos de calidad de la patata de Valderredible, para que tenga su DOP, y en los de las corbatas de Unquera y la quesada pasiega.

En el apartado de vigilancia, se han llevado a cabo este año planes de controles específicos para cada uno de los alimentos reconocidos a nivel europeo que, entre otras cosas, ha obligado a crear un programa informático para estar al día y adecuarse a los "constantes" cambios de la legislación comunitaria en a materia.

Con todo ello, y para finalizar, Jesús Oria ha destacado que la calidad es una "apuesta clara" de la Consejería que dirige junto con la certificación de productos, que a su vez es un elemento "estratégico" para que los productos cántabros puedan competir en unos mercados cada vez más globalizados y exigentes, en los que "lo específico y lo típico están adquiriendo cada día más relevancia entre los consumidores".

Contador