Cantabria supera por primera vez el 93% de contratos temporales

Actualizado 18/07/2015 11:00:01 CET
Trabajador, Trabajando, Camarero, Bar, Autónomo, Consumo, Cafetería
EUROPA PRESS

Se han registrado máximos históricos de eventualidad todos los meses salvo enero, con un 51% de contratos de menos de un mes

SANTANDER, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cantabria acumula en el primer semestre de este año un 93,47% de contratos temporales (94.863 de un total de 101.490), el porcentaje más alto desde que en 2002 se difunden estadísticas oficiales de contratación distribuidas por comunidades autónomas. Hasta ahora la tasa de eventualidad más elevada en estas fechas en la región era el 92,16% de 2014.

Según un informe de la Secretaría de Empleo de UGT, elaborado con estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), la región registra en los primeros seis meses de 2015 máximos históricos de temporalidad, de encadenamiento de contratos firmados por la misma persona (2,24) y de los contratos de menor duración, los no superiores a un mes de vigencia, de los que casi un 65% son de menos de una semana, que ya representan un 51% de todos los eventuales.

UGT matiza que en todos los meses de 2015, salvo en enero, se ha registrado en Cantabria el mayor porcentaje de contratos temporales de los últimos 14 años, sobre todo en los dos últimos contabilizados, mayo y junio, cuando también por primera vez se rebasó el máximo histórico del 94% de temporalidad contractual con una media de 3,35 y de 3,42 contratos firmados por la misma persona respectivamente.

Cantabria es la quinta autonomía española con mayor tasa de contratos temporales en el primer semestre de este año, que aumentan casi un 19% (+14.924 contratos eventuales) en comparación al mismo período de 2014 (los indefinidos descienden un 2,49% con 169 menos), y supera en más de dos puntos el 91,34% de la media nacional en el mismo concepto.

Para la secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, "estas cifras máximas de eventualidad y precariedad de los contratos de trabajo registrados son más que preocupantes porque aún no se incluyen en estas estadísticas los meses de verano de julio y agosto, cuando la temporalidad repunta entre un punto y punto y medio por las contrataciones en el sector servicios y en la industria turística".

UN 98% DE MUJERES TEMPORALES EN LA INDUSTRIA

El informe de UGT confirma además que Cantabria supera este año los registros más altos de la serie estadística histórica de los conceptos más relacionados con la precariedad en la contratación, tras incrementarse significativamente en comparación a los de 2014, cuando ya se habían rebasado los contabilizados por el SEPE desde el año 2002.

"No cabe duda que el gran reto es frenar e invertir esta tendencia hacia la contratación más pobre, temporal y precaria que se recuerda en la región", reivindica la responsable regional de UGT, para quien "el gran objetivo es que entre todos, el Gobierno y los agentes sociales, articulemos las medidas necesarias en la Concertación Social para que la contratación indefinida crezca y que la temporal lo haga en mejores condiciones".

En los seis primeros meses de 2015, el número de contratos temporales y su aportación al balance general de contratación se incrementan en Cantabria en ambos sexos y en todos los sectores, sobre todo en la industria, que en los dos últimos años ha pasado a ser el sector con mayor temporalidad incluso por encima de los servicios.

Un 96,34% de los 20.402 contratos de trabajo registrados este año en el sector industrial cántabro son temporales (19.656), casi dos puntos más que en 2014 cuando por primera vez se rebasó el límite del 94%, aunque como precisa la secretaria general de UGT en Cantabria, "si ya de por sí la temporalidad se ha asentado en un sector hasta ahora elogiado por su estabilidad en el empleo", en el caso de las mujeres es "especialmente alarmante" porque este año más de un 98% de los contratos son temporales (98,13%, con 8.129 temporales y 155 indefinidos).

En todos los sectores económicos de la región se alcanzan este año "máximos históricos de temporalidad" contractual, salvo en la construcción, donde un 90,51% de los contratos son eventuales, el porcentaje más alto desde el 92,69% del primer semestre de 2010.

"Hablamos ya de casi un 86% de contratos temporales en el sector primario, más de un 96% en la industria, casi un 91% en la construcción y un 93% en los servicios, y eso que aún faltan por llegar meses y épocas del año donde estas tasas aumentan tradicionalmente", reitera Cedrún.

La sindicalista agrega que por sexos "también hemos llegado al techo histórico porque hasta ahora en estas fechas la contratación temporal masculina nunca había alcanzado el 92% y este año ya se contabiliza un 93,3% (48.383 eventuales de un total de 51.860); y en las mujeres el 93,6% de 2015 (46.489 eventuales de un total de 49.630) iguala al porcentaje de 2012 que hasta hoy era el más elevado de los últimos 14 años".

MÁS DE LA MITAD DE NO MÁS DE UN MES

Para la secretaria general de UGT, "lo verdaderamente preocupante de estos máximos históricos de contratos temporales que empezaron a aparecer con fuerza en la región a partir de la reforma laboral de 2012, es que vienen acompañados de otros máximos históricos de la contratación de menor duración y a jornada parcial (más de un 35% de todos los contratos) y aquella que implica más contratos precarios firmados por la misma persona".

En este sentido, el informe del sindicato señala que en lo que va de 2015, un 51% de los contratos temporales acumulados en Cantabria son de no más de un mes de vigencia (48.408), que se incrementan un 20% en comparación a los 40.306 del año pasado, cuando ya por primera vez desde el año 2002 representaban más de la mitad de toda contratación eventual de la región.

Además, como subraya Cedrún, "todo ello implica que la rotación contractual, el número de contratos que firma la misma persona, aumente sin cesar y estemos ya en 2,24 contratos por persona en estas fechas del año (101.490 contratos suscritos por 45.377 contratados), la mayor tasa registrada hasta ahora (hay estadísticas desde 2009)".

Para leer más