Publicado 04/08/2020 11:50:21 +02:00CET

CCOO dice que los empleos de temporada no hacen remontar al mercado laboral

SANTANDER, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras ha lamentado hoy que los empleos de temporada que se han generado en julio no hacen remontar al mercado laboral de Cantabria frente a los efectos de la epidemia, con 39.707 personas sin empleo en la Comunidad.

Si bien en Cantabria se ha producido un importante descenso del desempleo respecto al mes anterior, el sindicato ha mostrado su preocupación con el dato interanual. "No podemos felicitarnos demasiado porque supone un altísimo aumento respecto a los datos del mismo mes del año pasado y nos deja una sensación agridulce, ya que son más de 8.000 personas las que incrementan el desempleo", ha advertido la secretaria de Empleo de CCOO, Laura Lombilla.

CCOO también ha alertado de que Cantabria "depende de una forma excesiva" del sector servicios y el descenso del paro no puede depender siempre de éste "ya que los datos demuestran que está muy vinculado a la precariedad", ha opinado Lombilla.

De las 2.871 personas que han encontrado un empleo en julio, 2.379 pertenecen al sector servicios, un 82,16% del total. Un dato que contrasta con las cifras de julio anterior, cuando había 8.042 personas desempleadas menos, y de este incremento interanual, el 78,58% corresponde al sector servicios.

Respecto a la contratación, sigue siendo precaria en la Comunidad a juicio de CCOO. Los datos de julio reflejan que un 93,8% de los contratos firmados en ese mes fueron temporales (21.121). Además el 77,91% de los contratos pertenece al sector servicios.

En opinión de Lombilla, el mercado de trabajo debería ir hacia un aumento de los contratos indefinidos para dar estabilidad y calidad al empleo. "La experiencia nos demuestra que, si la mayoría de contratos se vinculan al sector servicios, esta estabilidad es tan efímera como el empleo de temporada", ha reiterado.

Por otra parte ha destacado que los datos "evidencian los efectos positivos" de los acuerdos a los que Gobierno y sindicatos han llegado durante estos meses con respecto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que "amortiguan mayores daños personales" y mantienen a 15.493 personas acogidas a la suspensión de empleo, según los datos del Servicio Cántabro de Empleo.

Julio es el primer mes en el que se ha notado un descenso del numero de personas en ERTE debido al retorno a la actividad. Las cifras reflejan 12.375 personas afectadas menos que en el mes anterior. Sin embargo, los datos muestran que el mercado de trabajo "no tiene aún actividad para volver a cifras anteriores y es un verano flojo y de incertidumbre", ha afirmado Lombilla.

Otro de los efectos se produce en materia de prestaciones, donde en los últimos meses se ha notado el aumento de perceptores de prestación contributiva en la Comunidad. En el mes de junio, último dato disponible del SEPE, el 70,50% de los perceptores han cobrado prestación contributiva y solo un 13,38% de las personas desempleadas en Cantabria, 5.707, no han cobrado una prestación del desempleo.

Para leer más