Publicado 25/02/2021 18:07CET

Condenado a seis años de prisión por agresión sexual a su compañero de habitación del psiquiátrico

El acusado de abusar de su compañero del psiquiátrico lo niega: No pasó "nada de nada"
El acusado de abusar de su compañero del psiquiátrico lo niega: No pasó "nada de nada" - EUROPA PRESS

SANTANDER, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a seis años de prisión a un hombre por un delito de agresión sexual a su compañero de habitación en el centro psiquiátrico de la región en el que ambos estaban internados.

Se trata de la pena mínima prevista en la ley para este tipo de supuestos y supone menos de la mitad de la interesada por la fiscal, que pedía 14 años de cárcel. Además, el tribunal ha aplicado la atenuante de alteración mental, ya que según los forenses el acusado -diagnosticado con esquizofrenia paranoide- tenía leve afectación de su voluntad.

De acuerdo con el fallo, de la Sección Primera de la AP y al que ha tenido acceso Europa Press, el procesado -que negó los hechos en el juicio asegurando que "no pasó nada en ningún momento"- deberá indemnizar con 8.000 euros por los daños morales a la víctima, que durante la vista se reafirmó en su denuncia.

La resolución de la sala considera probado que en octubre de 2019 el implicado, mayor de edad y sin antecedentes, compartía habitación en un psiquiátrico de Cantabria con el afectado, que desde abril de 2015 estaba judicialmente incapacitado por un cuadro polipatológico de trastornos mentales que afectan a su capacidad de autogobierno.

El día 31 de ese mes por la noche, con ánimo de satisfacer su deseo sexual, el acusado dijo a la víctima que si no le dejaba "darle por el culo" le iba a dar "una paliza". Ante el "miedo" suscitado por las "amenazas", accedió a sus pretensiones, con lo que fue penetrado analmente y después tuvo que practicarle una felación.

Tras esto, el hombre sufrió un cuadro ansioso depresivo por el que precisó un ajuste en el tratamiento psicofarmacológico y psicoterapia que seguía durante un periodo de tres meses.

Los hechos fueron denunciados en noviembre de ese año y tras el juicio, celebrado el pasado mes de enero, se ha dictado sentencia condenatoria, que no es firme, ya que contra la misma cabe interponer recurso ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Para leer más