Publicado 18/08/2020 13:29:44 +02:00CET

Denunciado un local de ocio nocturno por abrir, 12 personas por beber en la calle, una iglesia y dos fiestas en casa

SANTANDER, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Santander ha puesto varias denuncias en las últimas horas, entre las que destaca un local de ocio nocturno abierto pese a estar prohibido en Cantabria, doce personas por beber alcohol en la calle, una iglesia evangélica por cánticos en tono elevado y tres jóvenes y un hombre por ruidos de sendas fiestas en casa.

El establecimiento de ocio nocturno, ubicado en la calle San Fernando, estaba abierto a las 18.15 horas, y el responsable del mismo fue denunciado por incumplir la resolución de la Consejería de Sanidad por la que se suspende la apertura al público de discotecas, salas de fiestas, pubs y whiskerías.

También ha sido denunciada, a las 16.30 horas en la calle Castelar, una empresa responsable de un establecimiento hostelero por la instalación elementos de terraza sin presentar la correspondiente autorización y tampoco la licencia de apertura.

Y a las 20.45 horas en la calle La Albericia los agentes denunciaron al responsable de otro establecimiento hostelero por la instalación elementos de una terraza sin presentar autorización, ni la licencia de apertura. Además, no tenía visible el cartel anunciador de licencia ni expuesta la lista de precios y el cartel de las hojas de reclamaciones.

Poco antes, a las 20,30 horas y en la calle La Albericia, los agentes denunciaron al responsable de un local destinado al culto de la Iglesia Evangélica, por molestias de música y cánticos en tono muy elevado, perturbando la convivencia ciudadana.

Ya de madrugada, a la 1.30 horas, sucedió lo propio en una vivienda de la Avenida de Reina Victoria donde, a requerimiento de varios vecinos, se personaron efectivos municipales que denuncian a tres jóvenes por causar molestias de música y voces altas, originadas por la celebración de una fiesta.

Y a las 4.15 horas, en la misma calle y también a petición vecinal, fue denunciado el dueño de otra casa por otra fiesta.