Actualizado 05/08/2021 10:40 CET

Detenido un joven por dañar con un palo vehículos y portales de viviendas de Santander

Vehículo dañado
Vehículo dañado - CNP

SANTANDER, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 18 años, H.A., por causar daños con un palo en cinco vehículos estacionados en la Cuesta de la Atalaya de Santander y así como en dos portales de inmuebles de la zona, además de por resistirse a los agentes de la autoridad.

El 3 de agosto, varios ciudadanos llamaron a la Policía Nacional porque un joven, que iba sin camiseta y en pantalón corto, estaba fracturando con un palo los retrovisores de los coches estacionados en la zona de la Cuesta de la Atalaya y rompiendo los cristales de varios portales.

Los agentes acudieron al lugar y una mujer dijo haber visto a un joven con las características del sospechoso acceder al interior de una finca privada próxima al lugar de los hechos, a la que entraron los policías.

En el patio del interior de la finca vieron abundante sangre en el suelo y un palo de aluminio. Acto seguido, localizaron a un hombre sin camiseta escondido en lo alto de un muro de unos tres metros.

Los policías llegaron a él a través de una rampa y vieron que tenía sangre en el cuerpo y un corte profundo en el antebrazo derecho que sangraba abundantemente, por lo que solicitaron una ambulancia.

El sospechoso les dijo que se había hecho los cortes al acceder al portal donde vive. El joven mostró en todo momento una actitud alterada, agresiva y desafiante, acometiendo contra los agentes.

Mientras unos efectivos se quedaron con él a la espera de la llegada de la ambulancia, otra patrulla se desplazó por las inmediaciones para comprobar los daños, corroborando la fractura de los cristales de dos portales de sendos inmueble y fracturas en lunas y espejos retrovisores en cinco vehículos (cuatro coches y una moto).

Ante estas evidencias, el sospechoso fue detenido como presunto autor de siete delitos de daños y un delito de resistencia a la autoridad. Pasó a disposición judicial después de ser atendido de las lesiones que presentaba.