Diez colegios de Santander implantarán el Programa TEI contra el acoso escolar

Firma convenio programa TEI
EUROPA PRESS
Actualizado 23/11/2018 19:00:56 CET

SANTANDER, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Diez colegios de Santander implantarán durante este curso el Programa TEI (Tutoría Entre Iguales) de prevención de la violencia y el acoso escolar, que servirá como experiencia piloto y se evaluará con la intención de que en tres años esté presente en todos los centros de la ciudad.

Así, el Ayuntamiento de Santander invertirá 10.000 euros para el desarrollo de este programa dirigido a niños de tres a 16 años y orientado a mejorar la integración escolar y trabajar por una escuela inclusiva y no violenta, que ya han implantado tres colegios de la ciudad y siete de Cantabria.

Concretamente, consiste en establecer parejas de alumnos en las que uno es el tutor emocional del otro, dos años menor que él, para que le pida ayuda y solucione sus conflictos de forma autónoma. Así, en Secundaria los alumnos de tercero son tutores de los de primero; en Primaria, los de quinto son tutores de los de tercero; y en infantil, los de cinco años tutelan a los de tres.

Así lo han explicado este viernes en una rueda de prensa de presentación del programa, la alcaldesa de Santander, Gema Igual; el coordinador nacional del programa y presidente de la Asociación CIDEQ, Andrés González Bellido; el decano del Colegio de Psicología de Cantabria, Francisco Javier Lastra; y los concejales de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina; y de Deportes y Salud, Juan Domínguez.

Tal y como han señalado, el proyecto involucra a toda la comunidad educativa y comienza con la formación de profesores y alumnos, que en los colegios de Santander se impartirá en lo que queda de año, para pasar ya a formar las parejas en enero.

Según ha explicado González Bellido, consiste en trabajar con los tres perfiles de agresor, víctima y espectador para eliminar malas conductas desde los primeros síntomas de acoso, como insultos o motes, para evitar así que el conflicto aumente y llegue a la violencia física.

Además, ha detallado que el programa comenzó hace dos años en Cantabria y que a nivel nacional han participado en él 1,2 millones de alumnos, además de que los resultados de su evaluación --realizada sobre 4.000 alumnos-- indican que la violencia verbal disminuye un 28% el primer año y un 54% la física.

Asimismo, aumenta el nivel de autoestima de los alumnos en un 8% y disminuyen los síntomas de ansiedad y depresión en un 28% y 40%, respectivamente.

Por su parte, Igual ha indicado que los objetivos del programa son sensibilizar sobre los efectos de la violencia, concienciar a la comunidad educativa sobre sus causas, facilitar la integración, crear un tutor para favorecer la autoestima, empoderar al alumnado en la convivencia, desarrollar la empatía y el compromiso y de los espectadores de un caso de violencia, compensar el desequilibrio de poder y fuerza propio de la violencia y el acoso e integrar la "toleracia cero" a la violencia y maltrato.

Además, ha explicado que al finalizar el curso en junio se realizará una autoevaluación con la intención de ampliar el programa a más centros el próximo año y que dentro de tres años esté implantado en todos los de Santander.