Actualizado 11/08/2015 14:43 CET

Educación pide al Obispo que contribuya a la "paz escolar"

El obispo de Santander, Manuel Sánchez
EUROPA PRESS

Considera "desproporcionado" su "alegato" por la disminución de una hora semanal de la asignatura de Religión y le pide "prudencia"

SANTANDER, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria considera "desproporcionado" el "alegato" del obispo de Santander sobre la disminución de una hora semanal en la asignatura de Religión en el Bachillerato, dentro del marco de la LOMCE, y reclama "prudencia", a la vez que pide a monseñor Manuel Sánchez Monge, que contribuya a un "clima de paz escolar".

En este sentido, señala que no se trata de la eliminación de la materia en el conjunto de la educación Secundaria, sino de un "retoque horario" mediante el cual la Administración educativa, en el ámbito de sus competencias, estima "imprescindible" garantizar una hora de tutoría al menos en el primer curso de Bachillerato.

Educación explica que en esta etapa no había una hora lectiva dedicada a "aspectos de orientación académica y profesional como las habilidades sociales, el desarrollo de la solidaridad o el respeto, valores tan importantes para el crecimiento personal y para el futuro profesional de los alumnos", añade.

"El señor Obispo llama a la movilización de los padres, pero debe quedar claro que dicha reducción no supone una merma en la educación integral del alumnado", explica la Consejería en un comunicado de prensa, añadiendo que en el conjunto de las etapas no universitarias del sistema educativo la religión se mantiene como una constante dentro de las mismas, tanto en Primaria como en Secundaria o Bachillerato, etapa esta última en la que se mantiene otra hora de Religión como asignatura alternativa a la Cultura Científica.

Para la Consejería de Educación, los argumentos anteriores deben entenderse en un contexto en el que la religión mantiene su presencia en el ámbito educativo "como complemento a las actuaciones confesionales, cuya principal responsabilidad deber recaer en otros ámbitos que no son el educativo: la familia y la parroquia".

En este sentido, rechaza que "se está mermando un derecho constitucional", y recuerda que la Constitución define a nuestro Estado como no confesional. "Permítanos por tanto defender nuestro derecho a gestionar la educación en aras de la equidad y la calidad del sistema educativo, de la misma forma que nosotros no nos inmiscuimos acerca de la duración de las misas o el nombramiento de los prelados", apostilla el departamento de Ramón Ruiz.

"Afirma usted que la religión promueve una convivencia abierta y serena; la misma actitud abierta y serena que esperamos del máximo responsable de la diócesis en el trato con esta Consejería. Más aún, le deseamos un fructífero desempeño de su labor pastoral y confíamos en que el señor Obispo contribuya al clima de paz escolar que caracteriza a Cantabria y que se incrementó con los gobiernos en los cuales el PSOE tuvo responsabilidad", finaliza el comunicado del Gobierno de Cantabria.

Para leer más