Publicado 17/07/2020 14:58:18 +02:00CET

Las exportaciones bajan un 33% interanual en mayo pese a la reanudación de la actividad económica

Espigón de Raos. Cantabria
Espigón de Raos. Cantabria - AUTORIDAD PORTUARIA - Archivo

SANTANDER, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las exportaciones de Cantabria disminuyeron un 33,2% interanual en mayo, hasta los 162,8 millones de euros, en un mes que siguió marcado por una importante caída del comercio internacional, que no se recupera a pesar de la reanudación de la actividad económica. A nivel nacional, las exportaciones en este periodo cayeron prácticamente al mismo ritmo un 34,4%.

Por su parte, las importaciones regionales en mayo totalizaron 111,8 millones de euros, un 41,4% menos que el mismo mes del año anterior. A nivel nacional, las importaciones sufrieron también una caída similar, de un 39,6%. El saldo comercial exterior de la región fue ligeramente inferior al de mayo del año anterior, pero sigue presentando superávit, por 51 millones de euros.

De enero a mayo, las exportaciones de Cantabria totalizan 958,9 millones de euros, lo que supone un descenso del 20%, superior al de la media nacional, que es de un 17,2% en los cinco primeros meses en relación al mismo periodo de 2019, según el informe mensual de comercio exterior, consultado por Europa Press.

Por su parte, las importaciones regionales totalizan 718,7 millones de euros, lo que supone una caída del 19,2% en relación al mismo período del año anterior. A nivel nacional, el flujo cae un 18,5%.

POR SECTORES

El sector de exportación más representativo en el período enero-mayo ha sido el de bienes de equipo con 212,8 millones de euros, pese a que dentro de los sectores más relevantes, es el que sufre la mayor caída (-24,9%) al ser uno de los sectores más afectados por el ciclo económico y la incertidumbre. En dicho sector destacan las exportaciones de motores y de aparatos eléctricos.

El segundo más representativo ha sido el de semimanufacturas no químicas que totaliza en el período 191,3 millones (-25,9%), destacando dentro del mismo el hierro y acero, con 138,7 millones como subsector más representativo; en tercer lugar figura el de productos químicos con 169,2 millones (-9,8%), siendo los plásticos y los productos químicos inorgánicos los subsectores más relevantes.

En cuarto lugar el de alimentación, bebidas y tabaco con 124,5 millones de euros (0,5%) destacando en el mismo las exportaciones de los subsectores de azúcar, café y cacao y de productos de la pesca y por último los de materias primas con 73,4 millones (-25,7%); y otras mercancías con 72,7 millones (+0,4%).

En relación al flujo de importación, los principales sectores a lo largo de estos primeros cinco meses de 2020 han sido el de semimanufacturas no químicas con 155,9 millones; bienes de equipo con 148,1 millones y una caída del 38,2%; el sector de alimentación con 145,2 millones (+47,8%); los productos químicos con 95,6 millones (+1,2%); y el sector de materias primas, que totaliza 68,2 millones y presenta un crecimiento del 23,3% respecto al mismo periodo en 2019.

ANÁLISIS GEOGRÁFICO

El análisis geográfico de las expediciones en el período enero-mayo refleja una concentración del 68,1% de las ventas regionales en el ámbito intracomunitario, totalizando 653,5 millones (-22%), con Francia como principal destino, seguido de lejos por Alemania, Italia y Portugal como destinos preferentes. Al resto de Europa se exportaron mercancías por valor de 119,7 millones (-10,3%) con Reino Unido como principal destino.

El continente americano es el segundo área de destino de la exportación cántabra en el período, con un total de 97,2 millones (-18,2%), con Estados Unidos y Brasíl como principales destinos. Las exportaciones a Asia en el período totalizan 45,1 millones (-1,6%), con China como destino preferente; y las de África acumulan 37 millones de euros (-31,8%) con Marruecos y Argelia como principales clientes.

Durante los cinco primeros meses de 2020, las adquisiciones intracomunitarias totalizan 402,5 millones (56% de las importaciones regionales), lo que supone una caída del 20,8% en relación al mismo período del año anterior, con Alemania, Francia, Italia y Finlandia como principales proveedores dentro del área.

Del resto de Europa, las importaciones acumuladas del período ascienden a 108,5 millones (+15,1%), con Reino Unido, Rusia y Turquía como principales orígenes. Las importaciones de Asia totalizan 125,9 millones (-31,2%), con China y Japón como principales países de origen; las de América acumulan 59,2 millones (-3,4%), destacando Estados Unidos y Brasil como principales orígenes; y las de África ascienden a 20,1 millones (-27,2%), con Sudáfrica y Egipto como principal origen.