FAPA exige un servicio de comedor escolar similar al resto del curso en junio y septiembre

Comedores escolares
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 22/05/2019 13:56:05CET

SANTANDER, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado de Cantabria, FAPA, ha exigido a la Consejería de Educación que cumpla el compromiso adquirido en 2016 de ofrecer servicio de comedor en los meses de junio y septiembre en las mismas condiciones que el resto del año.

En un comunicado remitido hoy, FAPA ha instado a la Administración educativa a que, "de una vez por todas cumpla su compromiso" y "deje de engañar a las familias con falsas promesas".

"Es lamentable que un acuerdo que la Consejería se dio mucha prisa en vendernos fuese echado al cajón al día siguiente, incumplido reiteradamente todo lo que incluía. Esto no es sino una muestra más del nulo interés que ha puesto esta Consejería para favorecer a alumnado y familias a lo largo de toda la legislatura", ha censurado.

En su escrito, FAPA ha recordado que el 9 de junio de 2016, esta federación y Educación firmaron un acuerdo que, entre otros puntos, recogía que el servicio de comedor en los meses de septiembre y junio del curso 2016-2017 se desarrollaría en las mismas condiciones que el resto del año, con el compromiso de mantener esta premisa en los siguientes cursos.

Sin embargo, no se ha llegado a cumplir en ninguna ocasión, ha denunciado la federación, que ha recordado que en septiembre de 2016 tuvo que pedir su ejecución a la Consejería ante su "olvido" al respecto, y desde entonces han tenido que continuar "reclamando una y otra vez esta cuestión".

En este tiempo, FAPA ha explicado que, en junio y septiembre, se exige un número mínimo de usuarios, que no se fija durante el resto del curso; hay que apuntarse con mucha antelación (en mayo para el mes de septiembre); se suprimen rutas y/o horarios de transporte, "obligando a las familias a elegir entre que sus hijos coman o que tengan forma de volver a casa"; y hay comedores que para abrirse "tiene que ser organizados por las AMPA", lo que además de "volcar" la responsabilidad en las familias, provoca que se pierdan
las becas de comedor "y, por lo tanto, haya niños que no puedan comer porque sus familias no se pueden permitir asumir el pago".

FAPA ha denunciado que tres años después la situación es la misma, pues la información que recibe desde distintos centros indica que este junio "volverán a producirse todas
estas situaciones", ha advertido.

Contador

Para leer más