La Federación de Cofradías de Pescadores pide agilizar el pago de las ayudas por la parada biológica de 2007

Actualizado 16/10/2007 21:17:29 CET

Los informes científicos recomiendan mantener la veda en la pesca de la anchoa el próximo año

SANTANDER, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria ha solicitado al consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad, Jesús Oria, la agilización del pago de las ayudas por la parada biológica en la captura de la anchoa de 2007, ante el resultado de los informes científicos que recomiendan mantener la veda de la anchoa en el Golfo de Vizcaya en 2008.

Durante un encuentro, en el que también participó el director general de Pesca y Alimentación, Fernando Torrontegui, se abordó el informe del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM), el consejo científico que asesora a la Comisión Europea, que ha recomendado mantener cerrada la pesca de la anchoa, ya que el recurso no se ha recuperado y apenas hay ejemplares adultos, según indicó la Consejería en una nota.

La Dirección General de Pesca está a la espera del listado de buques, armadores y tripulantes beneficiarios, que debe remitir el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), para proceder al pago de estas ayudas, afirmó, indicando que con estas aportaciones, la Consejería "quiere contribuir a aminorar los daños económicos del sector extractivo", dado que la pesquería de la anchoa representa para flota de cerco de Cantabria "una parte importante de la economía regional".

El presidente de la Federación de Cofradías, Tomás Cos, ha asegurado que el informe de los científicos viene a confirmar "la mala situación del caladero" y ha expresado su esperanza de que "la Comisión acate la recomendación de los científicos y se pueda abrir el próximo año con cierta garantía".

Cos ha apelado a la ayuda de la Administración para que el sector pueda afrontar "una situación muy difícil", aunque ha asegurado que su objetivo final "es poder volver a pescar en un futuro con normalidad cuando el caladero se haya recuperado".

AYUDAS 2006.

La cantidad aportada por la Consejería de Desarrollo Rural para el pago de la parada biológica correspondiente a 2006, y que la Consejería hizo efectiva a mediados de mayo, ascendió a 693.634 euros y correspondió a 44 buques y 557 tripulantes.

Estas subvenciones son un complemento de la Comunidad Autónoma de Cantabria a las concedidas por la Administración General del Estado y son transferidas, generalmente, a las Cofradías de Pescadores para sus armadores y tripulantes afectados por el paro biológico de la anchoa, explicó la Consejería.

CONTROL DE VENTAS.

Durante la reunión se ha alcanzado también un acuerdo para convocar una mesa entre ambas partes, con el fin de "aunar esfuerzos y establecer mecanismos de control de la venta de pescado en las lonjas, al detectarse, en algunas ocasiones, ventas fuera del cauce reglamentario".

Por otra parte, la Consejería de Desarrollo Rural aseguró que estudiará la concesión de ayudas para contribuir a la financiación de los gastos de gestión y funcionamiento de las cofradías.