La Audiencia juzga a un acusado de abusar de una menor de 4 años

Actualizado 27/09/2015 21:27:59 CET

Será juzgado este lunes en la Audiencia Provincial

SANTANDER, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Fiscal ha pedido cuatro años y medio de prisión para el acusado de abusar sexualmente de una menor de cuatro años, hija de los dueños de un restaurante al que acudía habitualmente, hechos por los que será juzgado este lunes, a partir de las 9.30 horas, en la Audiencia Provincial.

Según el relato del fiscal, consultado por Europa Press, entre los primeros meses de 2013 y finales de abril de ese año, y en esas visitas a dicho restaurante, el acusado, A.Q.C., "aprovechando la relación de amistad con los dueños del establecimiento", en varias ocasiones no determinadas subió encima de las rodillas a la hija de éstos dejándole su teléfono móvil para jugar, momento en que introducía su mano por debajo de la ropa interior de la pequeña y presionándole la vagina con los dedos, sin causarle lesiones.

Al parecer, el hombre le decía a la menor que eso "era un secreto entre los dos que no podía contar a nadie".

Según el fiscal, estos hechos ocurrieron de igual forma en una ocasión en el domicilio del acusado, al que la menor había acudido en varias ocasiones en compañía de su hermano mellizo para estar en la piscina.

La niña contó a su madre lo sucedido a finales de abril de 2013 tras lo que los progenitores se pusieron en contacto con la asociación CAVAS para evaluar a la menor.

Además, en el escrito del fiscal se señala que aproximadamente después de que la niña contara los hechos, una tercera persona, amigo del acusado y del padre de la menor, habló con A.Q.C. sobre los hechos y la posibilidad de que le denunciaran y dijo supuestamente: "Pues si tira para adelante y me jode la vida a lo mejor le tengo que pegar un estacazo".

Tras este episodio, el padre de la menor formuló ese mismo día por la tarde la denuncia contra el acusado.

El fiscal considera que estos hechos constituyen un delito continuado de abuso sexual y una falta de amenazas leves.

Por el primero de los delitos pide una pena de cárcel para el acusado de cuatro años y medio de cárcel y la prohibición de acercarse a la menor a menos de 300 metros durante cinco años y comunicarse con ella. También reclama libertad vigilada durante 6 años una vez que éste salga de la cárcel. Y por la falta de amenazas reclama una multa de 400 euros.

Además, en concepto de responsabilidad civil pide que indemnice a los representantes legales de la menor con 8.000 euros por los daños morales causados.

ACUSACIÓN PARTICULAR Y DEFENSA

Por su parte, la acusación particular, ejercida por los padres de la menor, reclama una pena de cinco años de cárcel por el delito de abuso sexual continuado y la prohibición de acercarse a ella a menos de 500 metros o comunicarse con ella durante 15 años. También pide libertad vigilada durante 7 años tras cumplir la pena de cárcel y una indemnización de 8.000 euros por daños morales.

Además, considera esta parte al acusado autor de un delito de amenazas, por el que pide otro año y ocho meses de cárcel.

En su escrito de acusación, esta parte alude a otros episodios entre el hombre y la menor que no se citan en el escrito del fiscal.

Entre ellos, cita una visita al colegio realizada por el acusado a los pocos días de que la niña relatase los hechos a sus padres, ocasión en la que habló con la menor durante el recreo, y otra, en esos días, a la casa de la menor y sus padres, aprovechando que éstos estaban fuera.

La defensa del acusado solicita para éste la absolución del mismo de los delitos que se le imputan, negando haber cometido "nunca" cualquiera de ellos.