Publicado 25/10/2020 14:01CET

El 'fugitivo de Turieno' será juzgado esta semana y se enfrenta a más de 13 años de cárcel

Agentes de la Guardia Civil detienen a Luciano José Simón Gómez, el hombre conocido como el 'Rambo de Cantabria' que se atrincheró en su casa en la localidad de Turieno y disparó contra los efectivos de la Guardia Civil antes de darse a la fuga
Agentes de la Guardia Civil detienen a Luciano José Simón Gómez, el hombre conocido como el 'Rambo de Cantabria' que se atrincheró en su casa en la localidad de Turieno y disparó contra los efectivos de la Guardia Civil antes de darse a la fuga - GUARDIA CIVIL - Archivo

SANTANDER, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra el 'fugitivo de Turieno', el hombre que en julio de 2018 se atrincheró en su casa e hirió a uno de los guardias civiles que acudieron al lugar alertados por sus familiares, se celebrará en la Sección Primera de la Audiencia de Cantabria esta semana, el martes 27 de octubre y miércoles día 28.

El implicado, Luciano José Simón Gómez, en prisión provisional desde los hechos, se enfrenta a trece años de cárcel que pide la Fiscalía por homicidio en grado de tentativa, atentado -a agentes de la autoridad- y tenencia ilícita de armas.

La acusación particular, ejercida por el agente herido, pide seis meses más de cárcel por los dos primeros delitos, según ha informado esta parte a Europa Press.

El altercado se originó el 17 de julio cuando, sobre las ocho de la tarde, el procesado se encaró a sus hermanos tras entrar en la vivienda, en la citada localidad de Camaleño (Liébana) por no saber nada de él y avisaron a Guardia Civil.

Una vez en el lugar, amenazó y disparó desde la ventana a los agentes, hiriendo en el pie a uno de ellos cuando subía por las escaleras después de haber accedido a la vivienda. Tras esto, el acusado huyó y fue detenido tres días después en las inmediaciones del lugar.

La Audiencia provincial le denegó este verano la libertad provisional por riesgo alto de fuga, y prorrogó hasta dos años más la situación de prisión provisional comunicada y sin fianza en la que se encuentra desde el 20 de julio de 2018.

La Fiscalía le imputa un delito de homicidio en grado de tentativa, por el que pide siete años y medio de cárcel, inhabilitación durante el periodo de condena, y siete años de libertad vigilada. Y por el delito de atentado a agentes de la autoridad solicita otros cuatro años y medio de prisión, y otro más por tenencia ilícita de armas.

Asimismo, el fiscal le pide una multa de 6.750 euros por un delito de daños, y una indemnización de 21.000 euros en concepto de responsabilidad civil por las lesiones causadas al agente de la Guardia Civil que hirió, así como la cantidad en la que se tasen determinados gastos, al Servicio Cántabro de Salud y a la Guardia Civil.

LOS HECHOS

Los hechos sucedieron el 17 de julio de 2018 sobre las ocho de la tarde. El escrito del Ministerio Fiscal describe cómo el acusado se encontraba en su habitación cuando sus hermanos, preocupados por su
estado, rompieron el cristal de la puerta que daba acceso a la misma. Entonces, el hombre "reaccionó de forma violenta y, con intención de amedrentarlos, esgrimió contra los mismos una navaja".

Los hermanos decidieron avisar a la Guardia Civil, que se personó en el domicilio sin que el ahora acusado respondiera a sus requerimientos de que abriera la puerta. Éste, por el contrario, les dijo que se marcharan con expresiones del tipo "no volváis que os limpio el forro" o "vais a salir en las noticias".

Entonces, los agentes pidieron apoyo y cuando llegaron nuevos compañeros el acusado "sacó una escopeta por una ventana y, con ánimo intimidatorio, efectuó un disparo al aire". Luego, uno de los agentes le conminó a que tirara el arma, pero el acusado "le encañonó y disparó, no produciéndose la descarga".

A continuación, se produjo un intercambio de disparos que se prolongó en el tiempo. Durante la madrugada, un grupo de agentes logró entrar en el inmueble, pero cuando el acusado se percató de que se disponían a subir al desván, "en una situación de completa oscuridad, efectuó dos disparos contra la puerta que daba acceso a la escalera, abriéndose la misma a consecuencia de dichos impactos".

Uno de los agentes, provisto de escudo balístico, trataba de subir las escaleras cuando el acusado "con completo desprecio a la vida de éste, comenzó a disparar por el hueco de la escalera, alcanzando el escudo balístico y rebotando el disparo en el pie, causándole lesiones".

"Cuando intentaban evacuarlo, el acusado efectuó más disparos desde la ventana, abriendo los agentes fuego de cobertura", continúa el escrito de la Fiscalía.

Durante las tres horas siguientes, el acusado estuvo lanzando expresiones como "voy a matar a un guardia o "al cuartel voy a ir con los pies por delante", y cuando se percataba de movimientos en la parte baja de la vivienda "sacaba la escopeta por el hueco de la escalera y efectuaba disparos".

A primera hora de la mañana entraron en la vivienda agentes del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil, pero el acusado la había abandonado.

Entonces, se organizó un dispositivo para detenerlo. Sobre las once de la noche, el acusado entró en la vivienda a través de una ventana, y entonces se procedió a su detención.

Lo más leído

  1. 1

    Detenido el bailarín Rafael Amargo por organización criminal y tráfico de drogas

  2. 2

    Profesores catalanes avisan por carta al PSOE: "No es que el castellano vaya a desaparecer, es que es ya residual"

  3. 3

    Roberto Chirufa, primo de Rafael Amargo, dice que la detención del 'bailarín' ha sido "un palo muy grande"

  4. 4

    Gobierno y CCAA acordarán hoy restringir la movilidad en Navidad y un máximo de 10 personas en las reuniones

  5. 5

    El Gobierno elimina el recorte del 20% en las retribuciones de los militares en la reserva a los 63 años