El Gobierno apuesta por Industria 4.0, de la que BSH es "ejemplo y referente"

La ministra de Industria visita la fábrica BSH junto a Zuloaga y Martín
GOBIERNO DE CANTABRIA
Publicado 03/09/2018 14:15:34CET

En los últimos ocho años, la planta de Santander ha invertido más de dos millones de euros en procesos y proyectos de innovación

SANTANDER, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, ha destacado que la fábrica BSH Electrodomésticos de Santander es "ejemplo" y "referente" de la Industria 4.0 por la que apuesta el Gobierno de España, que quiere promover un "ecosistema de innovación" para que las empresas, tanto las pymes como otras más grandes, impulsen su "transformación digital".

Maroto ha visitado hoy la fabrica de BSH Electrodomésticos en Santander acompañada del delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga; el consejero de Industria, Francisco Martín, y el director-presidente del Grupo Bosch en España y Portugal, Javier González.

La titular de Industria ha conocido todo el trabajo tecnológico y de investigación que realiza BSH y que en los últimos cinco años se ha centrado en el desarrollo de una válvula de pasos discretos para el control térmico de las placas de gas.

"Les ha llevado cinco años desarrollar toda la tecnología para poder hacer la nueva válvula, y hacia eso tenemos que ir. Desde el Gobierno tenemos muy claro que la apuesta por la transformación digital y el acompañamiento a las pymes o empresas un poco más grandes y BSH es un ejemplo de que vale la pena acompañar al sector empresarial hacia un mundo que está cambiando y que, además, cambia muy rápidamente", ha dicho Maroto.

Por ello, la ministra ha llamado a las empresas a "adaptarse" porque, ha avisado, "el que no se adapte se quedará atrás", pero ha insistido en que el Gobierno tiene que ayudar para generar el "ecosistema de innovación" que es necesario para esa transformación ya que es "larga" y, en el que caso de las pequeñas empresas, "costosa".

Ha señalado que BSH Electrodomésticos es un "ejemplo" de esa transformación, que le ha convertido en "referente en Industria 4.0" y le ha hecho más "fuerte". Además, Maroto ha destacado que esta fábrica santanderina cuenta con una importante "fortaleza" al tener su centro de I+D en la propia planta.

"Son capaces de desarrollar la innovación y los procesos productivos para acompañarla, por eso es muy importante que en España tengamos muchos centro de I+D en las empresas, para que ayuden en esa transformación", ha añadido.

Además de la visita a la fábrica, Maroto ha mantenido un breve encuentro con el comité de empresa, en el que le han trasladado las "principales reivindicaciones" de los trabajadores de BSH, que suma una plantilla de 360 personas a las que se suman los empleos indirectos.

La ministra ha explicado que el comité le ha alertado de que, debido a la transformación tecnológica y digital de la planta, son "menos intensivos en empleo", ante lo que ha apostado por "acompañar esa transformación" con otras medidas.

Y es que, ha dicho, "esa transformación creará nuevas oportunidades de empleo pero es verdad que habrá otros puestos que se amortizarán, por lo que nuestro reto también es capacitar a los trabajadores".

Por su parte, Zuloaga ha destacado la importancia de esta factoría centenaria de la capital cántabra, un centro industrial con 165 años de historia ya que era la antigua fábrica Corcho, que es "motor de empleo" en la región y que, con su apuesta por la innovación y el desarrollo tecnológico, ha confiado en que "siga siéndolo durante muchos años más".

Mientras que el consejero de Industria ha ensalzado la evolución de la fábrica de BSH con su apuesta por la innovación y es que, ha señalado, "las empresas son como los seres vivos que, si no evolucionan, desaparecen" y esta factoría, que empezó siendo Corcho en 1865, "sigue siendo una empresa de referencia".

En este sentido, Martín ha ensalzado que, dentro del Grupo Bosch, la planta de Santander es el centro de referencia "mundial" en el desarrollo y creación de placas de gas y lo es gracias a su apuesta por la innovación.

Así, en los últimos ocho años, la planta BSH ha invertido más de dos millones de euros en procesos y proyectos de innovación, de los que medio millón de euros han sido aportados por el Gobierno de Cantabria a través de diversos planes de ayudas a la innovación.