Actualizado 18/02/2009 17:31:02 +00:00 CET

El Gobierno de Cantabria abre expediente informativo a raíz de las 175 reclamaciones por recibos de luz recibidas este año

SANTANDER, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria ha abierto un expediente informativo a raíz del número inusual de reclamaciones en los recibos de energía eléctrica, más de 175 en lo que va de año, y no descarta, en caso necesario, modificar la normativa o llevar a cabo un expediente sancionador.

Según informó a Europa Press el director general de Industria del Gobierno de Cantabria, Marcos Bergua, en todo 2008 se registraron 168 reclamaciones y en lo que va de año ya están listas para analizar 175, un número que podrá aumentar.

Bergua explicó que el problema afecta a dos consejerías, la de Industria y Desarrollo Tecnológico, a través de la Dirección General de Industria, y la de Economía y Hacienda, a través la Dirección General de Consumo y Comercio. La Dirección General de Industria no atiende las reclamaciones, pero sí se ocupa del seguimiento y la investigación de cada una de ellas.

En este sentido, indicó que las reclamaciones se están estudiando "de forma individual" y se pide información a la compañía eléctrica correspondiente sobre cada una de ellas.

Las reclamaciones ya analizadas revelan que hay "una serie de problemas generalizados", lo que ha motivado que, "con carácter general", la Dirección de Industria haya formulado una petición a las compañías eléctricas (fundamentalmente Eon, aunque también Iberdrola y Endesa como comercializadora) para que "aclaren algunos aspectos".

El problema más generalizado es que con la información que se suministra en la factura es muy difícil comprobar si efectivamente ésta se corresponde al decreto de tarifas vigente, a los periodos de tarificación, etcétera. "Es una información muy escasa y el usuario normalmente no tiene forma de ver si su factura es correcta o incorrecta", indicó el director general.

Bergua explicó que, además, las compañías eléctricas aducen problemas informáticos, problemas que la Dirección General de Industria ha pedido que especifiquen, además de cómo piensan solucionarlo de cara al cliente, "es decir, si acordar una forma de pago que permita resolver el problema de los usuarios que se encuentran con seis o siete facturas de golpe", apuntó.

Una vez concluya la investigación abierta con el expediente informativo, si las compañías eléctricas hubieran hecho "algo ilícito o que no se ajusta al procedimiento", el Gobierno de Cantabria tomaría "las medidas oportunas para resarcir y corregir los problemas".

Asimismo, Bergua avanzó que "si estando dentro del procedimiento, vemos que hay algo que es objeto de malas prácticas, sin que sea ilícito, cambiaremos la normativa para que no vuelva a ocurrir".

No obstante, subrayó que a día de hoy no se puede decir que las compañías eléctricas en Cantabria "estén actuando de manera ilegal porque eso lo tendrá que determinar la investigación".

Al respecto, el director general señaló que si bien no hay un plazo previsto para la conclusión de la investigación porque "están llegando muchas reclamaciones", el Gobierno espera tener antes de un mes "un escenario claro de qué es lo que ha pasado con las facturas en Cantabria".

"El Gobierno tiene abiertas todas las puertas. Y si el expediente de información debe desembocar en un expediente sancionador, lo llevaremos a cabo", aseguró el director general.