Actualizado 04/11/2010 17:03 CET

Gorostiaga inaugura las obras de saneamiento en las que el Gobierno ha invertido en total 23 millones de euros

Inauguración saneamiento Castro Urdiales
GOBCANTABRIA

La Vicepresidenta del Gobierno afirma que actuaciones como esta "desmienten a quienes nos acusan de dar la espalda a Castro"

CASTRO URDIALES, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Dolores Gorostiaga, acompañada del consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, y de la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, ha inaugurado este jueves la tercera fase del saneamiento de Castro Urdiales que ha supuesto una inversión de 3,9 millones de euros.

Con esta obra se completa el saneamiento castreño interceptando y transportando los vertidos de los núcleos de población del municipio hasta la EDAR existente, quedando pendiente las acometidas de carácter municipal.

La Vicepresidenta se ha referido a estas "notables mejoras" como ejemplo "radical de gestión" desmintiendo a quienes "nos acusan de dar la espalda a Castro", y añadiendo que es un ejemplo de responsabilidad de un Gobierno que cumple sus compromisos y que invierte lo necesario para responder a las necesidades de los castreños y castreñas.

Con esta última fase, las obras de saneamiento de Castro Urdiales suman una inversión global de 23 millones de euros (22.942.721 euros) con la que se ha cubierto el servicio al 90 por ciento de la población castreña.

Las dos primeras fases, puestas en funcionamiento en 2004, fueron las relativas a la instalación del colector interceptor general y a la construcción de la EDAR (Estación Depuradora de Agua Residuales), que supusieron 11,8 millones de euros. La segunda fase, donde se ejecutó el emisario submarino, requirió una inversión de 7,1 millones de euros.

MUCHOS PROBLEMAS

Gorostiaga ha recordado que a su llegada al Gobierno, los problemas relacionados con el ciclo integral de agua en Castro Urdiales "eran muchos", el principal, "que la ciudadanía no tenía el suministro asegurado".

Destacó en cambio que "hoy el panorama es radicalmente distinto", ya que el abastecimiento está garantizado y el Gobierno de Cantabria ha concluido las obras para que el municipio y su área de influencia cuenten con un saneamiento moderno. Gorostiaga ha añadido que a los ciudadanos no se les defiende con palabras, sino con hechos y que "cada administración tiene que asumir su responsabilidad haciendo su trabajo".

En concreto, la tercera fase del saneamiento de Castro ha instalado cuatro colectores interceptores que recogen los vertidos de Otañes, Santullán, Lusa, Cérdigo, Allendelagua, Montealegre y Helguera, así como los que proceden del polígono industrial de El Vallegón y los barrios de Hoz, Cabañas, Santa Cecilia, San Juan y Cuevas.

También se han llevado a cabo tres estaciones de bombeo en Mioño, Cérdigo y Allendelagua y cuatro aliviaderos, éstos con objeto de regular los caudales que son transportados por los colectores, permitiendo el paso de las aguas residuales en tiempo seco, y desviando a los cauces de la zona el volumen de agua en exceso durante el tiempo de lluvias, sin necesidad de sobredimensionar los mencionados colectores.

INVERSIONES EN CASTRO

Gorostiaga ha afirmado que "el Gobierno de Cantabria, consciente del crecimiento poblacional del municipio y de las necesidades que esto genera, invierte lo necesario donde se necesita, y este municipio no es una excepción".

Como ejemplo de este compromiso, la Vicepresidenta ha citado el nuevo Centro de Salud Cotolino II, que da cobertura sanitaria a 16.000 personas, el Colegio Público Santa Catalina, el Parque Empresarial de Sámano, el túnel de Santullán y el aparcamiento de Amestoy.

También se ha referido al Instituto Ataúlfo Argenta, a la adecuación de las aulas de dos años, al estadio de Riomar, al pabellón del colegio Arturo Dúo y al gimnasio del Instituto Zapatero Domínguez, además del aumento del personal docente en los centros educativos del municipio, el incremento de rutas de transporte y las 450 becas de comedor que se adjudican cada año a los alumnos y alumnas de Castro.