Ingenieros forestales apuestan por la ordenación del territorio y el cambio de las ayudas de la PAC contra los incendios

Publicado 08/03/2019 10:20:33CET
COLEGIO OFICIAL DE INGENIEROS TÉCNICOS FORESTALES

El noroeste de la Península Ibérica es el área geográfica con mayor número y superficie incendiada al año de toda la Unión Europea

SANTANDER, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural considera que la solución a los incendios forestales que se producen en la Cornisa Cantábrica debe venir de la ordenación del territorio y del cambio de la arquitectura de las ayudas PAC.

En concreto, la entidad colegial demanda potenciar la ordenación del territorio y su gestión forestal como principal herramienta de prevención de incendios.

En este sentido, ha destacado que la gestión forestal proporciona productos naturales y renovables, crea puestos de trabajo, ayuda en la lucha contra el cambio climático, evita incendios o permite apagarlos más rápidamente y contribuye a conservar la biodiversidad del medio natural.

En un comunicado, el colegio ha destacado que el noroeste de la Península Ibérica es "uno de los territorios con mejores condiciones naturales para la gestión forestal en Europa", a pesar de lo cual "es el área geográfica con mayor número y superficie incendiada al año de toda la UE".

En concreto, ha precisado, el mayor número de incendios en España se produce en el arco noroeste, Galicia, Asturias, Cantabria, provincias de León y Zamora, y están relacionados con la ganadería extensiva, siendo en su mayor parte provocados.

En este sentido, ha considerado que la estructura de las ayudas de la PAC está siendo "uno de los factores que está incidiendo en el aumento de los incendios en estas zonas a partir del año 2007", a lo que se suman otras causas "menores" como los daños provocados por la fauna silvestre como el lobo y el jabalí.

Según el Colegio de Ingenieros, el sistema de ayudas, en especial aquellas que tienen base territorial, es "el origen de muchos incendios forestales".

Así, han señalado que los criterios fijados en las distintas órdenes de ayudas para la reducción o exclusión de la subvención del pago único de superficies de pastos "están detrás de muchos de los incendios de estos días".

Para los ingenieros forestales, achacar los incendios a que los montes están "sucios" es "cargar la responsabilidad" a la Administración por no limpiarlos, y al mismo tiempo, "dejar impune al verdadero responsable, el incendiario".

El uso tradicional del fuego en el sector ganadero hace que la sociedad rural no vea el incendio como "un problema", sino como una herramienta ancestral de mantenimiento de los pastos, han advertido, y por ello han apostado por "agilizar" la autorización y ejecución de quemas controladas o prescritas adaptándolas a la situación actual.

"No es posible quemar controladamente todo lo que el ganadero necesita para la percepción de sus ayudas, sino solo aquello necesario para el sustento del ganado. Y hay que cambiar al mismo tiempo la arquitectura de las ayudas PAC, de tal forma que llegue al ganadero igual o más dinero, pero sin ligarlo a una superficie", han sostenido.