Interior controla y sigue a 51.143 víctimas de violencia de género

Actualizado 11/08/2015 17:57:28 CET
María Elena Palacios, inspectora de Policia
EUROPA PRESS

Destaca que la Policía tiene "mucho miedo a cagarla" porque "sentimos que la sociedad no nos apoya y nos culpabiliza de todo"

SANTANDER, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio del Interior y la Policía controlan y siguen actualmente a un total de 51.143 mujeres víctimas de violencia de género y protegen a 25.821 de ellas gracias a la base de datos VioGén.

Así lo ha afirmado en la UIMP la inspectora jefe del área de seguimiento y control de violencia familiar del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), María Elena Palacios, quien ha calificado este número de "importante".

Y ha explicado que en esta herramienta se introducen los casos denunciados de violencia de género para crear una valoración policial del riesgo que tienen las víctimas. En este sentido, preguntada por esta valoración, ha detallado que la realizan los agentes de policía y que actualmente hay "ocho o nueve casos de riesgo extremo" porque la Policía no ha localizado al denunciado.

En su intervención en el encuentro 'Violencia de género, logros y retos', que se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ha incidido en que "es muy difícil predecir el riesgo" de las víctimas porque se mide por el número de muertes. "Es duro, pero es así", ha apostillado.

En este sentido, Palacios ha lamentado que "la mayoría de los casos" de violencia de género no se denuncian, por lo que un caso de este tipo de violencia no se puede incluir en VioGén --creada en 2007 por la Secretaría de Estado de Seguridad-- si no hay denuncia. "El malo tiene que sentirse controlado por la sociedad, hay que aislar al malo, no a la víctima. Hay que cambiar el chip, hay que pensar en la víctima", ha defendido.

Asimismo, ha concretado que la valoración del riesgo necesita cinco fuentes del suceso, en concreto, la versión del denunciante, la del denunciado, de los testigos, las periciales y la opinión del instructor del atestado que conoce todo el proceso. "Con todo eso se van cumplimentando los ítems", ha añadido.

"PROMOVER Y POTENCIAR QUE LA GENTE CONFÍE EN NOSOTROS Y DENUNCIE"

Palacios, que ha manifestado que a la Policía le "encantaría" que el Ministerio de Justicia permitiera "meter la valoración integral pericial forense" en esta valoración del riesgo, también ha reconocido que la denuncia "no es la panacea" porque ha dicho que es "consciente" de que "a veces, la denuncia genera más problemas" porque el agresor puede llegar a asesinar a la víctima tras ser denunciado.

"Queremos promover y potenciar que la gente confíe en nosotros y denuncie", ha destacado la inspectora jefe del CNP, quien ha destacado que la Policía "tiene miedo a cagarla" porque los agentes "sentimos que la sociedad no nos apoya y nos culpabiliza de todo". Por ello, ha comentado que con el Plan Integral de Formación del CNP "queremos darle a los policías esa fortaleza y seguridad" en los procedimientos policiales.

Asimismo, ha puesto de relieve que el policía "está solo en la calle frente a un problema que tiene que resolver" y lo ha ejemplificado explicando que "a las tres de la madrugada en Nochebuena sólo está trabajando la Policía, la funeraria y el juzgado de guardia". "Es difícil y se pueden cometer errores, pero no nos podemos permitir esto porque la sociedad nos demanda, como servicio público, que estemos especializados", ha relatado.

De este modo, además de resaltar que en su experiencia se ha encontrado casos en los que la víctima "se cierra en banda" y "no quiere continuar" con el proceso judicial después de denunciar, también ha hecho hincapié en la especialización policial porque "somos hombres y mujeres, cada uno hijo de nuestro padre y nuestra madre, no todo el mundo está sensibilizado ni entiende la igualdad de género".

Y en cuanto a los avances del trabajo y de la especialización policial durante las últimas décadas, ha proclamado que "lo que creo que hemos conseguido es que somos el único cuerpo policial en España que damos una atención integral a las víctimas de la violencia de género porque las atendemos, recibimos, les tomamos declaración, las derivamos a otros servicios asistenciales y les damos protección".

"MUCHAS VECES, CON MEDIDAS PREVENTIVAS SE PUEDEN EVITAR MUERTES"

Palacios, que se ha mostrado "contraria" a que los casos de violencia de género se juzguen por vía de la Justicia rápida, también ha reivindicado que "jamás" ha incoado un expediente de expulsión a una mujer inmigrante sin papeles que es víctima de violencia de género y ha defendido que "entre todos los profesionales estamos consiguiendo que cada vez haya menos muertes por violencia de género".

"Muchas veces, con medidas preventivas se pueden evitar muertes", ha reivindicado Palacios, quien ha hecho referencia a la nueva Unidad Familiar y de Mujer (UFAM) que aúna a todos los cuerpos policiales que combaten la violencia contra la mujer y familiar contra, por ejemplo, personas ancianas.

En este sentido, ha denunciado que "no hay un compromiso social para que aflore" la violencia que sufren los ancianos porque, en su opinión, "hay miedo". De esta forma, ha alertado de que a la Policía no le llegan denuncias de muertes de personas mayores por inanición a consecuencia del abandono de su familia.

Finalmente, ha puesto de relieve la necesidad de que los cuerpos policiales se coordinen con asociaciones y organizaciones del Tercer Sector, como Cáritas y la Confederación española de organizaciones a favor de personas con discapacidad intelectual (FEAPS) y ha asegurado que el Estatuto de la Víctima, que entrará en vigor el próximo mes de octubre, "va a ser un instrumento importantísimo porque unificará a todos los profesionales".