Publicado 14/01/2022 09:30CET

El IPC cierra 2021 en el 6,8% en Cantabria, por encima de la media

Un cable, dinero y una factura de luz, a 3 de enero de 2022
Un cable, dinero y una factura de luz, a 3 de enero de 2022 - Alberto Ortega - Europa Press

SANTANDER, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,4% en diciembre en Cantabria relación al mes anterior, dos décimas más que la media nacional (1,2%) y elevó su tasa interanual hasta el 6,8%, tres décimas por encima de la española (6,5%), que registró su nivel más alto en 29 años debido el encarecimiento de la luz, de los alimentos y de los hoteles y restaurantes, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En relación con diciembre de 2020, los precios en la comunidad se encarecieron en todos los sectores menos las comunicaciones, donde bajaron un -0,2%.

La principal subida corresponde a la vivienda, que se disparó un 22,8%, por el incremento de los precios de la electricidad,
mayor este mes que en 2020; seguida de la del transporte, con un 11,1%.

También fueron más caros los alimentos y bebidas no alcohólicas (5,3%), debido a subidas de precios en la mayoría de sus componentes.
Entre ellas, destacan las de las legumbres y hortalizas, que bajaron en diciembre de 2020, y las del pan y cereales y la carne, mayores este mes que en 2020.

Además subieron los precios de las bebidas alcohólicas y tabaco (3,1%); sector otros (2,7%); hoteles, cafés y restaurantes (2,6%), a consecuencia de los aumentos de los precios de los servicios de alojamiento, que descendieron en 2020, y de la restauración, mayor este mes que en diciembre de 2020; menaje (2%); vestido y calzado, y ocio y cultura (1,1% ambos); y medicina (1%).

Solo el sector de la enseñanza se encareció interanualmente menos de un punto (0,5%).

MENSUAL

Por su parte, se incrementaron un 1,4% los precios en diciembre en comparación con noviembre en Cantabria, también impulsados por la vivienda (6,6%), debido a la subida de la electricidad. Destaca en este grupo, aunque en sentido contrario, la bajada del precio del gasóleo para calefacción.

Más de un punto remontaron los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%) por el incremento de los precios del pescado y marisco, el pan y cereales, las legumbres y hortalizas y la carne, aunque descendieron los de las frutas; ocio y cultura (1,5%), por la subida de los precios de los paquetes turísticos; y menaje (1,3%).

Y menos de un punto ascendieron los del sector otros (0,8%), hoteles, cafés y restaurantes (0,4%) a consecuencia del incremento de los precios de la restauración y los servicios de alojamiento, y medicina (0,1%).

Las únicas reducciones de precios en diciembre se produjeron en el vestido y calzado (-2,3%), debida a las primeras bajadas de
precios de la campaña de rebajas de invierno; transporte (-1,1%), por la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes para el
transporte personal; bebidas alcohólicas y tabaco (-0,6%); y comunicaciones (-0,1%).

DATOS NACIONALES

En España, la tasa interanual del IPC registrada en diciembre (6,5%) es dos décimas inferior a la avanzada a finales del mes pasado por el INE (6,7%). En el caso de la tasa mensual (1,2%), el dato definitivo es una décima menor al que adelantó Estadística (1,3%).

Con el dato interanual de diciembre, el más elevado desde mayo de 1992, el IPC encadena su duodécima tasa positiva consecutiva y sitúa la la inflación media de 2021 en el entorno del 3%.

Según Estadística, en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor en diciembre de este año que en igual mes de 2020, y de los alimentos, especialmente de las legumbres y hortalizas, del pan y los cereales y de la carne.

Además, los servicios de alojamiento se encarecieron en diciembre en comparación con igual mes de 2020 y la restauración subió los precios por encima de lo que lo hizo un año antes.

Por contra, los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales bajaron en diciembre de este año, en contraste con la subida que experimentaron en 2020.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en diciembre el 7,3%, ocho décimas más que la tasa general del 6,5%. Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en diciembre cuatro décimas, hasta el 2,1%, con lo que se sitúa casi 4,5 puntos por debajo de la tasa del IPC general. Es la tasa más elevada de la subyacente desde marzo de 2013.

En tasa mensual, el IPC encadenó su quinto repunte consecutivo al subir un 1,2% en diciembre, casi un punto por encima del ascenso registrado en el mes de noviembre.

En el último mes de 2021, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 6,6%, más de un punto por encima del mes anterior. Por su parte, el indicador adelantado del IPCA subió un 1,1% en tasa mensual.

Contador

Para leer más