"El ministro de Cultura no comprende el cine español"

Actualizado 15/08/2015 13:15:30 CET
EUROPA PRESS

Asegura que si el espectador quiere películas sin pagar nada "tiene que aceptar que la calidad se baje a la altura de la suela de los zapatos"

SANTANDER, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

La directora, productora y ganadora del Goya 2009 al Mejor cortometraje de ficción por 'Miente', Isabel de Ocampo, ha denunciado esta semana en Santander que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, "no comprende" el cine español porque, en su opinión, "maneja un marco referencial de los años '70".

Así se ha referido a las declaraciones del ministro en una entrevista a 'El País' recogida por Europa Press la semana pasada, en la que aseguró que le "gusta mucho" el cine español y "ve mucho" el programa 'Cine de Barrio'.

"Eso no es cine español, ahora mismo el cine español es otra cosa, ha dado un salto exponencial", ha reivindicado De Ocampo, quien ha abogado por que Méndez de Vigo tenga un "mínimo respeto" por la gente y que "sepa qué cultura coetánea se está haciendo" debido a que tiene una responsabilidad pública y "está manejando dinero público".

En una entrevista concedida a esta agencia con motivo de su presencia en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) impartiendo el taller magistral 'El cine desde la piel', la cineasta también ha opinado que ve "mucha incomprensión" de los políticos hacia el cine, algo que, según ha añadido, la deja "estupefacta".

Igualmente, ha lamentado que la industria del cine "está pagando el precio" del "jaleo" de las opiniones políticas que parte de esta industria ha mostrado, por ejemplo, en las últimas galas de los Premios Goya. "El cine español es mucho más que todo eso y hay muchísima más gente que los que dan opiniones. Vivimos en un país libre y cada uno deberíamos poder dar opiniones y que nadie se moleste por eso y que no nos metan a todos en el mismo caso", ha reivindicado.

Asimismo, ha precisado que el cine "no sólo es una herramienta cultural, sino que es marca de un país, es una tarjeta con la que presentarte en el exterior y también hay una responsabilidad en el sentido de que el cine es una herramienta para modelar las conciencias", por lo que, a su juicio, "se necesita tener una responsabilidad en las historias y en los relatos" que se financian con dinero público o privado.

"EL CINE INTERMEDIO ESTÁ DESAPARECIENDO"

Ocampo, que ha lamentado que hay un "profundo desconocimiento" por parte de la sociedad sobre cómo se hace cine, también ha defendido que esta disciplina "es cultura y la cultura hay que defenderla, porque si no vamos a estar todos completamente aplastados por las culturas dominantes y como país tenemos que defender nuestra voz".

De igual forma, ha vaticinado que "durante un tiempo vamos a vivir de las glorias del pasado porque el cine intermedio está medio desapareciendo" como consecuencia de la crisis económica y de la piratería, que han provocado la desaparición de "películas pequeñas, pero que eran culturales".

Así, ha lamentado que "ahora ya sólo hay cabida para las grandes producciones, que buscan una rentabilidad, y el cine de bajo presupuesto, que no crea industria y que no da de comer a la gente". Y ha denunciado que la piratería la ha dejado "completamente sin palabras" porque, según ha reconocido, no se esperaba "que la gente fuera a reaccionar de forma tan virulenta con este tema y que hubiera, ya no digo la palabra respeto, sino tan poca comprensión hacia lo que es hacer una película".

En este sentido, De Ocampo ha incidido en lo "muchísimo que cuesta hacer una película", por lo que ha subrayado que el espectador "no puede pedir que el resultado final sea gratis". Por ello, ha asegurado que si el espectador quiere las películas sin pagar nada por ellas "tiene que aceptar que la calidad se baje a la altura de la suela de los zapatos".

"LO MÁS DIFÍCIL" PARA EL CINE ACTUAL, "LA TRANSICIÓN TECNOLÓGICA"

Cuestionada acerca de las mayores dificultades que existen en el mundo del cine, ha asegurado que "lo más difícil es estar viviendo el momento de transición tecnológica que estamos viviendo ahora", que está obligando a "aunar muchos formatos nuevos y una técnica que desconocemos".

Preguntada sobre cómo el mundo del cine tradicional se está adaptando a este cambio, De Ocampo --que ha comenzado su carrera con la crisis, por lo que desde el principio le ha tocado adaptarse "al cine de bajo presupuesto--, ha considerado que "hay mucha gente que lo está llevando muy mal y que está resistiéndose a cambiar", mientras que la generación de jóvenes "lo lleva muy bien". "Saber adaptarse es lo más sabio y hay que ser humilde frente a los cambios", ha manifestado.

Al mismo tiempo, ha considerado que el cine "está perdiendo calidad" con la mayor difusión de herramientas digitales y la democratización del acceso ciudadano al cine con esta herramientas. De hecho, De Ocampo ha considerado que se ha producido "tal cantidad de maremágnum de mensajes que se pierde la esencia de los buenos, perdemos calidad y, de repente, nos llenamos de paja". Por ello, ha opinado que "a priori, parece que este es el inconveniente" que puede tener esta transición tecnológica.

Finalmente, la cineasta ha defendido que las mujeres necesitan que sus relatos e historias "también sean contadas y forman parte de la historia porque bastante hemos estado silenciadas y calladas durante siglos, siglos y siglos". "Lo que nos faltaba es que, encima, el cine y el audiovisual en particular se dedique a perpetuar ideas machistas o perpetuar ideas que corresponden a mujeres que existían en los años '70, pero que no existen ahora porque las mujeres hemos cambiado y la sociedad ha cambiado", ha manifestado.

Para leer más