José Francisco Díaz hablara sobre la medicina en el arte en el Aula de Cultura del Colegio de Médicos

Publicado 15/02/2019 10:50:07CET

SANTANDER, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Aula de Cultura y Humanidades del Colegio de Médicos de Cantabria acogerá el próximo lunes, día 18, a las 19.30 horas, una conferencia sobre el reflejo de la medicina en el arte, a cargo del doctor José Francisco Díaz.

El especialista, comunicador y actual presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos realizará un repaso de la importancia que tiene la medicina en las representaciones artísticas a lo largo de la historia.

La jornada cultural será presentada por el coordinador del Aula de Cultura, el doctor Aurelio González-Riancho, y la entrada será libre hasta completar el aforo del salón de actos del Colegio, ha informado la institución en nota de prensa.

Díaz expondrá en su intervención cómo, a lo largo de la historia, todo lo relacionado con la medicina, ha sido objeto de numerosas representaciones en las artes plásticas, lo cual evidencia, a su juicio, "la importancia universal que la humanidad le ha atribuido desde tiempos inmemoriales a la figura del médico y a la figura de la enfermedad, del dolor y de la muerte".

En su conferencia, repasará una "pequeña parte" de los innumerables testimonios que la pintura o la escultura han dejado de esas representaciones, desde los pueblos primitivos hasta la actualidad artística más reciente.

"Su compendio no deja de ser una exposición de la esencia misma de la medicina con lo que conlleva de ciencia, de arte, de técnica, de sensibilidad y de humanismo, todo ello plasmado en imágenes que muchas veces nos impactan por su realismo y crudeza y otras nos hacen sentir ternura y compasión por quienes se ven reflejados en su sufrimiento", ha señalado Díaz.

Asimismo, ha precisado que, a la hora de buscar las relaciones entre la medicina y el arte, se plantean varios ámbitos. Por una parte, el reflejo plástico de la figura del médico y, en algunas ocasiones de la enfermera, ejerciendo su trabajo en situaciones muy diversas: en sus consultas, en los hospitales, en las casas de los propios pacientes.

Y, por otra, también aparecen representaciones de las enfermedades, muchas veces de manera "cruda y descarnada, auténticas descripciones visuales propias de un excelente tratado de patología". Figuras de pacientes enfermos o convalecientes e incluso moribundos en múltiples variantes: una muerte dulce y serena o cruenta y desesperada.

Díaz ha señalado que los retratos de médicos son frecuentes en las artes plásticas, bien como reconocimiento a su prestigio social y labor humanitaria o presumiendo de sus conocimientos ante sus discípulos, aunque en alguna ocasión aparezcan también satirizados.

También se ha representado en "multitud de ocasiones" las salas de los hospitales, las aulas de las facultades o los quirófanos, "sin entrar en un campo apasionante como es el de las enfermedades sufridas por los propios artistas, que han condicionado en muchas ocasiones su obra o su manera de trabajar según iba evolucionando dicha enfermedad".