El juzgado pide al Puerto que acredite si las cargas de los buques de la compañía Bahri cumplen la normativa

Publicado 24/06/2019 14:01:03CET
Protesta por la llegada del bahri Yambu
Protesta por la llegada del bahri YambuPASAJE SEGURO

SANTANDER, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 5 de Santander ha pedido a la Autoridad Portuaria que informe si los buques BahriHofuf, Bahri Jazan y Bahri Jeddah han realizado operaciones de estiba, carga o descarga de explosivos en el puerto de Santander en el año 2018 con su autorización, así como si ello cumple la normativa vigente, en especial el Real Decreto de Admisión, Manipulación y Almacenamiento de Mercancías Peligrosas en los Puertos.

El juzgado pide esta información a la Autoridad Portuaria en un oficio fechado el 19 de junio y consultado por Europa Press, en el marco de las diligencias previas de investigación que ha abierto tras la denuncia presentada por Pasaje Seguro el pasado 12 de mayo sobre el "comercio de armas" en el Puerto de Santander.

Pasaje Seguro ya indicó entonces que, "ante la falta de respuesta a la presión popular", arrancaban con una nueva línea de oposición en el flanco judicial. Y ante la visita del último barco de la naviera, el Bahri Yambu, solicitaron medidas cautelares, esto es, que se impidiera la carga mientras se aclaraba si la presencia de Bahri en el Puerto podría vulnerar las normativas al respecto.

Pasaje Seguro destaca que aunque estas fueron rechazadas por el Juzgado de guardia ese día, el Juzgado de Instrucción número 2 de Santander, la causa no quedó archivada, sino que recayó en el Juzgado número 5 que ahora da cinco días de plazo al Puerto de Santander para que aporte la información solicitada.

En su denuncia, Pasaje Seguro Cantabria informó al Juzgado de que en varias ocasiones estos barcos han navegado "con sus sistemas de localización apagados" en las cercanías del Puerto, y que se han producido cargas y descargas "durante la noche y cerca de zonas habitadas en lugar de en áreas específicas y alejadas, circunstancias que no parecen ser adecuadas a la norma".

Aunque el motivo primero por el que el colectivo quiere paralizar este "comercio" es "que el destino de las armas sea contribuir a la catástrofe humanitaria en la que se ha convertido la guerra del Yemen".

Contador