Muere Manuel Díez de Velasco, ex magistrado del Tribunal Constitucional y Medalla de Oro de Cantabria

Actualizado 20/10/2009 15:13:34 CET

SANTANDER, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex magistrado del Tribunal Constitucional Manuel Díez de Velasco, distinguido con la Medalla de Oro de Cantabria en 2006, ha fallecido esta mañana en Baza (Granada).

El Gobierno de Cantabria ha decretado dos días de luto oficial por la muerte del jurista y catedrático de Derecho Internacional, nacido en Santander en 1926.

Jurista de proyección internacional, Manuel Díez de Velasco estaba en posesión de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort y la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, entre otras condecoraciones. Además, era miembro de la Orden del Mérito Constitucional desde el año 2000.

Fue magistrado del Tribunal Constitucional entre 1980 y 1986, año en el que pasó a ser magistrado emérito. Juez del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas entre 1988 y 1994, recibió los doctorados 'honoris causa' por la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad de Granada.

"CÁNTABRO COMPROMETIDO"

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha expresado el "pesar" del Ejecutivo autonómico por la pérdida de "uno de los juristas más importantes de España" y "un cántabro comprometido siempre con su tierra, que nunca dejó de hacer gala de su condición, ni de profesar su amor por la ciudad de Santander que le vio nacer"

Revilla destacó también la contribución de Díez de Velasco a la historia del derecho español, a lo largo de una vida profesional que estuvo "plagada de éxitos y reconocimientos, tanto en la faceta académica que desarrolló hasta en ocho universidades, como en su condición de magistrado en las más altas instancias judiciales de España y Europa".

Asimismo, recordó "el cariño" que la Comunidad Autónoma tuvo ocasión de brindarle durante la ceremonia de imposición de la Medalla de Oro de Cantabria, celebrada en 2006, como homenaje a "un hombre luchador y brillante, que se distinguió por la solidez de sus valores e ideales y cuya huella permanecerá siempre presente en Cantabria".