Publicado 02/07/2020 9:30:15 +02:00CET

El paro baja en 1.178 personas en junio en Cantabria, un 2,7%

Paro registrado en Cantabria
Paro registrado en Cantabria - EPDATA

SANTANDER, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria bajó en 1.178 personas en junio, lo que supone un -2,69% menos que en mayo, frente al incremento del 0,3% de media nacional, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este jueves.

En comparación con junio de 2019, el paro se disparó en Cantabria un 27,7%, ligeramente menos que la media (28%), correspondiente a 9.250 desempleados más que entonces.

De este modo, Cantabria cuenta con 42.578 personas sin empleo en el ecuador del año.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 5.107 desempleados en junio (+0,1%), su mayor repunte en un mes de junio desde 2008, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que ha destacado que estas cifras "profundizan en la tendencia de ralentización" del ritmo de crecimiento del desempleo que se inició en mayo.

El incremento de junio ha sido cinco veces menor que el registrado en mayo y muy inferior a los de abril y marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar junio la cifra de 3.862.883 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016.

En Cantabria, en junio, el paro aumentó en la industria (180 personas) y en la agricultura (23), además de en el colectivo sin empleo anterior (94). Disminuyó en el sector servicios (-1.201) y en la construcción (-274).

Con todo, el sector servicios sigue aglutinando a casi tres de cada cuatro demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 31.932 desempleados, seguido de la industria (con 3.596 parados), la construcción (3.211), el colectivo sin empleo anterior (3.132) y la agricultura (707).

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el sexto mes del año eran mujeres, 23.506, frente a 19.072 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (39.554 respecto a 3.024 menores de dicha edad).

Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (22.139 frente a 17.415 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.657 respecto a 1.367).

EXTRANJEROS

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en junio en Cantabria 4.241 eran extranjeros, 179 menos que en mayo, lo que supone un descenso del -4%, el mayor de las comunidades autónomas, y contrasta con el incremento nacional del 3,7%.

Sin embargo, en comparación con igual mes de 2019, el desempleo entre este colectivo creció en 1.103 personas, un 35%, por debajo del conjunto del país (43,3%).

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 3.005 frente a 1.236 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.818), seguido de la construcción (349), la industria (187) y la agricultura (144).

Además, 743 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

CONTRATOS

La bajada del paro en junio se vio acompañada de un incremento de la contratación del 39,8%, ligeramente superior al medio (36%) ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 14.366 contratos, lo que supone 4.090 más que en mayo.

Sin embargo, la contratación se desplomó un 43,4% en términos interanuales en Cantabria, con 11.036 contratos menos, en línea con en el conjunto del país (-42,3%).

De los 14.366 contratos rubricados en junio, el 7% fueron indefinidos (1.012) mientras que el resto, 13.354 (92,9%), tenían carácter temporal.

La contratación indefinida subió un 62,4% en Cantabria en términos mensuales, con 389 contratos más, por encima de la media (49%). En comparación con junio de 2019, la caída de Cantabria del -19,8%, correspondiente a 252 contratos menos, fue la más leve del país tras la de Castilla La Mancha (-18%) y frente a una media que se hundió un 34,3%.

Por su parte, el incremento mensual de contratos temporales fue del 38,4% en Cantabria, por encima del medio (35%), con 3.701 más que en mayo. Sin embargo, cayeron un -44,6% en comparación con junio del año pasado (-43% en España), con 10.779 contratos menos.

DATOS NACIONALES

En España, Trabajo ha explicado que en el aumento del desempleo registrado en junio ha repercutido, "de manera significativa", el grupo de demandantes sin empleo anterior. El 48% del total de estos demandantes, casi 15.000, se han registrado en la Comunidad Valenciana para optar a la oferta pública de empleo como "auxiliar planes de contingencia playas COVID19" que requería la inscripción en las oficinas del SEPE como requisito.

"Sin esta circunstancia excepcional, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas", afirma el Ministerio.

Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, el paro ha subido en junio por primera vez desde 2008. Sólo se han registrado ascensos en la serie histórica de junio: en 2008 (+15.058 desempleados) y ahora en 2020, cuando ha subido en 5.107 parados.

El dato de paro de junio, al igual que ocurrió en marzo, abril y mayo, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Trabajo ha informado además de que en mayo se alcanzó el nivel máximo de protección del SEPE, que dio cobertura a casi 6 millones de personas, con un total de 5.986.864 prestaciones gestionadas.

Este nivel de prestaciones es el resultado de sumar las prestaciones que cobraban las personas que ya estaban en desempleo antes de la crisis sanitaria, las que perdieron su empleo desde entonces y, sobre todo, a las personas que están en ERTE.

En el mes de mayo el SEPE pagó en prestaciones 5.526 millones de euros, de los que 3.318 millones se dedicaron a pagar prestaciones por ERTE y 2.208 millones a prestaciones por desempleo, tanto en el nivel contributivo como en el asistencial.

Lo más leído

  1. 1

    Las 5 cosas que hace 6 meses no sabías de la COVID-19 y el SARS CoV-2 y que ahora debes dominar

  2. 2

    Localizan en buen estado en la provincia de Córdoba el helicóptero robado en la BRIF de Cuenca

  3. 3

    Muere uno de los dos heridos en el accidente del hidroavión de Lobios (Ourense), un vecino de Portugal de 65 años

  4. 4

    Primeras imágenes de Kiko Matamoros en su traslado de hospital

  5. 5

    Investigan a un vecino de Mairena del Alcor (Sevilla) por tener un arma de guerra expuesta en una finca privada